FANDOM




Noviembre 12, 1955.


Son las 10:03 p.m. Marty de la primera película (llamado Marty de 1955 en este script) está a punto de regresar al futuro. Corte a Doc en la Torre del Reloj, que está sosteniendo los cables. Doc ve al DeLorean de la primera película acercarse al cable. Él termina de conectar los cables y se desliza por él.

Doc: ¡Whoaaaaaaahhhhhhhh!

Corte a Marty de 1955 en el DeLorean. El DeLorean llega a las 88 millas por hora y los dispersores de flujo despiden el tono azul característico – está listo para iniciar el desplazamiento temporal.

Marty de 1955: ¡Doc!

Corte a Doc. Doc saca el cable de la rama. El reloj marca las 10:04 y el rayo cae en la veleta, pasando por el cable - que está en la carátula -, que Doc reconecta justo a tiempo, pero recibe una pequeña descarga mientras lo hace.

Doc: ¡Ahh!

El DeLorean toca el cable justo cuando el rayo pasa por él. El rayo entra al condensador de flujo por el gancho y Marty de 1955 es enviado a 1985. Doc observa todo, se para, y baila entre las líneas de fuego, celebrando que el experimento resultó.

Doc: ¡Aaaahhhh, ja, ja, Funcionó, ja, ja, ja, ah! (El diálogo no se dobla correctamente y queda encimada en la versión original “It Works”)

Doc voltea hacia la Casa de la Corte, y después de haberla visto, se dirige hacia su auto; y Marty de 1985 (el que hemos estado siguiendo durante la parte 2) se dirige corriendo hacia él.

Marty: ¡Doc!, ¡Doc!, ¡Doc!... ¡Doc!, Doc...

Doc voltea y ve a Marty.

Doc: ¡Aaaahhhh!

Marty: ¡Tranquilo, Doc, soy yo, míreme, soy Marty!

Doc: No, no, no, no, no puedes ser tú. Te acabo de enviar de regreso al futuro.

Marty: Lo sé, Doc. Usted me envió de regreso al futuro, pero volví; volví del futuro.

Doc: Ah... ¡Santa… Ciencia!, ah...

Él se desmaya, Marty se arrodilla para tratar de reanimarlo.

CREDITOS PARA LA PARTE 3.

Marty conduce el auto del Doc a su casa, de regreso a la Mansión Brown. Doc sigue inconsciente, así que Marty lo saca del auto y lo mete a la casa.


Noviembre 13, 1955.


La madrugada siguiente, Marty y el Doc están dormidos. Marty está en una silla, con sus pies encima de la supertabla, y él puso a Doc en el sillón. La carta del Doc de 1985 está en un hilo junto a la chimenea, secándose. La televisión ha estado encendida toda la noche, y en ese momento, la nieve desaparece y empieza un programa.

Anfitrión del Programa: (Por una bocina) Hey kids, what time is it?

Niños en la TV: Howdy Doody time! (cantando) It's Howdy Doody time, it's Howdy Doody time..

Doc se levanta de golpe y se toca la cabeza.

Doc: Ah... ¡Santa… Ciencia!... Ah, ah, ah, oh... Ah, La Hora de Howdy Doody.

Doc apaga la TV, saca su grabadora y comienza a hablar hacia el micrófono.

Doc: Fecha: Domingo, Trece de Noviembre de 1955, Siete Cero Uno a.m. El experimento de viaje por el tiempo de anoche aparentemente tuvo un rotundo éxito; el rayo cayó en la Torre del Reloj, como estaba previsto a las Diez Cero Cuatro P.M., enviando los jigowatts necesarios al vehículo del tiempo, que se desvaneció tras una gama de luz brillante, dejando detrás un par de líneas de fuego. De ese modo asumo que Marty y el vehículo del tiempo fueron transportados a través del tiempo al año 1985, y después... Y después… No sé lo que pasó. La verdad, ni siquiera puedo acordarme cómo llegué a casa. Posiblemente la descarga del jigowatt junto con el campo temporal de desplazamiento generado por el vehículo del tiempo causó una interrupción de mis ondas cerebrales, creando una condición de amnesia temporal... En realidad ahora recuerdo; los momentos después de que el vehículo del tiempo desapareció dentro del futuro. Ah, y tuve una visión de Marty diciendo que había vuelto del futuro.

Durante la línea anterior, Marty despierta, se levanta y toma la carta de la chimenea. Doc no lo ve.

Marty: Hola, Doc.

Doc: Un sueño, seguramente era solamente un sueño.

Marty se acerca a Doc. Doc voltea y grita

Doc: ¡Aahh! ¡Aahh! ¡Aahh!

Doc camina hacia atrás – alejándose de Marty – y pisa la supertabla, hacienda que pierda el control y caiga de espalda sobre el órgano que tiene cerca. Sus manos caen sobre algunas teclas, haciendo que se oigan acordes siniestros. La supertabla sube por el golpe y Marty la atrapa.

Marty: Doc, tranquilícese, por favor, cálmese. Soy yo, Marty.

Doc: ¡No, no puede ser. Yo te envié de regreso al futuro!

Marty: Es cierto, Doc, es cierto. Pero regresé de nuevo. Yo volví del futuro ¿Ya olvidó lo de anoche? Se desmayó, yo lo traje a casa.

Doc: ¡Esto no está pasando!, ¡Tú no puedes estar aquí!, ¡No tiene sentido que estés aquí!, ¡Me rehúso a pensar que tú estás aquí!

Doc corre a su baño y cierra la puerta. Marty le habla a Doc con la puerta enfrente.

Marty: Doc, yo estoy aquí, sí tiene sentido. Volví otra vez a 1955 con usted, el de 1985, para recuperar un libro que tenía Biff, ¡pero después de que recuperé el libro, el usted de 1985 estaba en el DeLorean y fue alcanzado por un rayo que lo mandó a 1885!

Doc: ¡¿1885?!

Doc abre la puerta.

Doc: Es muy interesante tu historia, Muchacho Futurista, pero hay un pequeño detalle que no tiene sentido. Si el otro yo del futuro está en el pasado, ¿cómo es posible que tú lo sepas?

Marty: Usted me envió una carta.

Marty le enseña a Doc la carta. Unos minutos después, Doc la lee.

Doc: (Leyendo con una lupa) "Querido Marty: Si mis cálculos son correctos, recibirás esta carta inmediatamente después de que veas que el DeLorean es alcanzado por el rayo.”

Doc suelta la lupa.

Doc: “Primero, déjame asegurarte que estoy vivo y bien. He vivido muy feliz los últimos ocho meses en 1885. El rayo de luz que golpeó al DeLorean causó una sobrecarga de jigowatts, la cual revolvió los circuitos del tiempo, activando el condensador de flujo y enviándome a 1885. La sobrecarga causó un corto en los circuitos del tiempo y destruyó los circuitos voladores, y por desgracia, el auto jamás volverá a volar” (Hacia Marty) ¿En serio voló?.

Marty: Sí. Usted inventó un sistema de suspensión a principios del Siglo XXI (Mala traducción , ya que él no la inventó, sino que se la pusieron en el Siglo XXI).

Doc: ¡Increíble! (regresando a la carta) "Me establecí como herrero en un principio mientras intentaba reparar el daño en los circuitos del tiempo; desafortunadamente, esto me resultó imposible, porque los repuestos apropiados los inventarán hasta 1947. Sin embargo, me he vuelto un experto en herrar caballos y reparar carretas.”

Doc voltea hacia Marty.

Doc: ¡1885! Asombroso. O sea que realmente acabé siendo un herrero en el Viejo Oeste.

Marty: Es muy difícil, ¿no? (Mala traducción, ya que dice “Pretty heavy, huh?”, y esto querría decir “Bastante grave, ¿no? – según la traducción de la parte 2 -, ó “Bastante bien, ¿no?”)

Doc vuelve a la carta.

Doc: (leyendo) “He ocultado el DeLorean en la mina abandonada llamada “Delgado”, que está adyaciente al cementerio, como lo muestra el mapa (Doc agarra el mapa, como haciendo una seña de “aquí está”). Espero que pueda permanecer intacto hasta que tú lo descubras en 1955. Dentro, encontrarás instrucciones de reparación. Mi colega de 1955 –o sea, yo- no creo que tenga problemas al repararlo para que puedas volver al futuro. Cuando hayas regresado a 1985, destruye la máquina del tiempo.” ¿Destruirla?

Durante lo siguiente, Marty examina el auto de juguete que Doc usó para la demostración del plan de cómo regresarían a Marty a 1985. Está quemado en la parte de atrás.

Marty: Sí, bueno, es una larga historia, Doc.

Marty tira el auto a la basura.

Doc: (leyendo) “No... No, repito, no intentes volver acá por mí. Yo vivo muy feliz aquí, donde hay aire fresco y espacio abierto; y temo que un viaje innecesario a través del tiempo ocasione riesgos de trastornar el espacio contínuo del tiempo. Si puedes, cuida mucho... A Einstein, ¿sí, Marty? (Mala traducción , puede ser “Si puedes, cuida mucho a Einstein por mí”)” ¿Einstein?.

Marty: Es su perro, Doc. "Einstein", ese fue el nombre que le puso en 1985.

Marty camina hacia un tablero de ajedrez, y Copérnico (el perro de Doc en 1955) se encuentra sentado frente a éste, y mueve una pieza. Doc se asombra un poco con la mención de Einstein y sigue leyendo.

Doc: Hah... (leyendo) “Sé que le darás calor de hogar. No olvides sacarlo dos veces al día, y que sólo le gusta la comida enlatada. Éstos son mis deseos, te pido que los respetes y los cumplas. Así que, Marty, ahora me despido y deseo que tengas buena suerte. Has sido un buen, cariñoso y leal amigo para mí, y has hecho que mi vida sea diferente. Siempre atesoraré nuestra amistad, recordándote muy cariñosamente, añorándote mucho y llevándote en un lugar muy especial en mi corazón... Tu amigo en el Tiempo, ‘Doc’ Emmett Brown. Primero de Septiembre de 1885”... Nunca pensé que hubiera escrito algo tan tierno.

Marty: No, no, Doc; es hermoso.

Copérnico empieza a llorar. Doc va hacia él.

Doc: Oh, está bien, Copérnico. Todo va a estar muy bien.

Marty: Lo siento, Doc. Por mi culpa usted se quedó atrapado allá. Si tan solo no le hubiera hecho caso a Biff.

Doc: Bueno, hay muchos lugares peores que el Oeste para estar. ¿Qué tal su hubiera estado en el Oscurantismo? Probablemente ya me habrían quemado por hereje o algo parecido, ja... Veamos el mapa... De acuerdo a esto, el vehículo del tiempo está oculto en un túnel adyacente; tal vez haya que volarlo.


Noviembre 14, 1955.


Corte al cementerio Boot Hill. Un viejo detonador de mina, como el que Doc de 1985 mencionó en la carta, puede ser visto. Cerca hay varias lápidas. La dinamita explota y Marty, Doc y Copérnico, escondidos en un lugar seguro, se cubren los oídos.

Marty: ¡Vaya! Creo que despertó a los muertos con su explosión.

Doc: Trae esta cámara. ¡Quiero documentar todo lo que vea!

Dentro, Marty y Doc tratan de encontrar el DeLorean. Copérnico también lleva un casco con una lámpara.

Doc: Esto me recuerda la vez que intenté llegar al centro de la Tierra. Había estado leyendo a mi autor favorito, Julio Verne. Me tomó SEMANAS preparar la expedición, y ni siquiera llegué a este punto. Por supuesto, sólo tenía 12 años en ese entonces. ¿Sabes qué?, los escritos de Julio Verne fueron los que tuvieron un efecto profundo en mi vida. Cuando tenía 11 años fue la primera vez que leí “20, 000 Leguas De Viaje Submarino”, y supe que consagraría mi vida a la Ciencia...

Marty nota una pequeña cueva que está cubierta con tablas de madera, una de las cuales tiene marcada las letras E.L.B y una flecha hacia abajo en ella.

Marty: Doc... Venga a ver... Mire esto.

Doc: ¡Mis iniciales!… Igual que en “Viaje Al Centro De La Tierra”. ¡Esto quiere decir que la máquina del tiempo debe estar tras esta pared!

Marty toma una foto. Doc y Marty empiezan a romper las tablas y piedras con picos que traen. Ellos rompen todo y revisan la cueva; y encuentran el DeLorean, cubierto con una sábana blanca y llena de polvo. Doc suspire en asombro.

Doc: Ah... Ha estado enterrada aquí por 70 años, 2 meses y 13 días. ¡Es asombroso!

Más tarde, Marty y Doc están reparando la máquina del tiempo. Marty está leyendo las instrucciones de Doc de 1985, que dejó en el DeLorean en 1885. Doc mira algunas partes a través de una lupa.

Marty: "...Como podrás ver, el estruendo causó el corto en el control del microchip (mala traducción, podría ser “causó un corto en el microchip de control de los circuitos del tiempo”). El diagrama esque... "

Doc: "Esquemático".

Marty: "...Esquemático; el diagrama esquemático les permitirá construir la unidad del reemplazo con los componentes de 1955 y restaurar al DeLorean."

Doc: Hmm… Es increíble que este pedazo de chatarra sea capaz de causar enormes problemas… Heh, con razón este circuito falló, dice “Hecho en Japón”.

Marty: ¿De qué habla, Doc? Las mejores cosas son fabricadas en Japón.

Doc responde con asombro.

Doc: ¡Qué barbaridad!

Esa noche, Marty y Doc están de regreso en la salida de la cueva con una grúa en la cual están poniendo unas cosas, y con la cual están sacando el DeLorean de la cueva.

Doc: ¿Sabes qué? Cuando era niño siempre quise ser un vaquero y ahora que voy a pasar mi futuro en el pasado, parece ser un modo maravilloso de terminar mis años de retiro... Marty, se me acaba de ocurrir algo, ya que llegué a 1885, tal vez ahora esté en los libros de Historia. Me pregunto si podré ir a la biblioteca y mirarme en los archivos de los periódicos viejos.

Marty: No lo sé, Doc. Usted es de los que siempre dicen que no es bueno saber demasiado acerca de nuestro destino.

Doc: Tienes razón, Marty. Ahora ya sé demasiado. Es mejor que no intente descubrir las circunstancias de mi propio… futuro. ¡Copérnico!, ¡vamos, amigo!

Marty: Yo lo traeré, Doc. ¡Copérnico!

Copérnico, fuera de cuadro, está llorando.

Marty: Copérnico, ven, vamos.

Copérnico vuelve a llorar.

Marty: ¿Qué sucede?... ¿Qué ocurre, Copérnico?... Vámonos…

Copérnico está sentado frente a una lápida. Marty pasa la linterna frente a la inscripción, pero no se da cuenta de lo que dice y de lo que la audiencia sí puede ver bien: "Here Lies Emmett Brown, Died, September 7th, 1885. Erected in eternal memory by his beloved Clara.". (“Aquí Yace Emmett Brown, Muerto Septiembre 7 de 1885. Erigido en eterna memoria por su amada Clara”) Marty camina un poco, se detiene y regresa rápidamente, leyendo la inscripción, que ve con la linterna.

Marty: ¡¡Doc!! ¡Doc! Venga ¡Rápido!.

Doc se acerca.

Doc: ¿Qué sucede, Marty? ¡Parece que hubieras visto un muerto!

Marty: No está tan equivocado, Doc.

Doc lee la inscripción y se toma el pecho.

Doc: ¡Ah!, ¡Santa Ciencia!

Marty: Dice que (leyendo) "Murió el 7 de Septiembre de 1885" (hacia Doc) ¡Eso es una semana después de que escribió la carta! (leyendo) "Erigido en eterna memoria por su amada Clara."

Marty se para.

Marty: ¡¿Quién es Clara?!

Doc: ¡Marty, por favor, no te pares ahí!

Marty: Ah, es cierto, ay, lo siento. Debo tomar otra fotografía.

Marty toma una fotografía de la lápida.

Doc: (leyendo) ¿"...Le disparó por la espalda Buford Tannen por un problema de 80 dólares"? (Hacia Marty) ¡¿Pero qué clase de futuro es ese?!


Noviembre 15, 1955.


En la biblioteca, Marty lee unos periódicos viejos y Doc esta buscando más información de Septiembre de 1885.

Marty: (leyendo) "Buford Tannen fue un notorio pistolero quien, por su mal carácter y su tendencia a babear se ganó el sobrenombre de “Perro Salvaje”. Era veloz con el gatillo y presumía de haber asesinado a 12 hombres, no incluyendo a Indios ni a Chinos”

Doc: ¡¿Me mencionan a mí? ¿Yo fui uno de los 12?!

Marty: (leyendo) "Sin embargo, los hechos no pueden ser confirmados, ya que no se obtuvieron archivos precisos, después de que Tannen le disparó al editor del periódico, después de que éste había escrito un artículo desfavorable sobre él.”

Doc encuentra un libro viejo con fotografías y se lo muestra a Marty.

Doc: Mira ... William McFly y familia. ¿Son tus parientes?

Marty: El nombre de mi abuelo era William (Mala traducción, es “El nombre de mi bisabuelo era William).

Marty pone su dedo sobre la fotografía de William (Que es interpretado por Michael J. Fox).

Marty: Es él. Era un hombre guapo.

Doc: Los McFly... ¡pero no hay Brown!

Marty: Tal vez sea una equivocación, Doc. Puede ser que esa tumba no sea suya. Pudo haber sido de otro Emmett Brown en 1885.

Doc: No.

Marty: ¿Tenía algunos parientes en esa época?

Doc: No. Los Browns vinieron a Hill Valley hasta 1908, y luego se fueron a Von Brauns (Mala traducción, es “Los Browns vinieron a Hill Valley hasta 1908, y entonces eran los Von Brauns”). Mi padre se cambió el nombre durante la Primera Guerra Mundial.

Marty: ¡Doc, mire!

Marty encontró una imagen de Doc enfrente del “nuevo reloj” (el que no está trabado en 10:04). Tiene la fecha de Septiembre 5, 1885.

Doc: ¡Oh!, ¡Santa Ciencia!, ¡Es verdad!, ¡Soy yo!, todo es cierto. Fui yo el que volvió, y murió.

Marty: Eso nunca va a suceder. Cuando usted repare los circuitos del tiempo y le ponga neumáticos nuevos al DeLorean, volveré a 1885 y lo traeré a casa.

Doc lo ve de una forma desafiante.


Noviembre 16, 1955.


Corte a un Autocinema con fachada al estilo indio, fuera de Hill Valley. Doc está preparando el DeLorean, que ahora tiene una caja en el centro de la cajuela (Los DeLorean tienen la cajuela en el lado contrario del auto) que contiene varios componentes electrónicos, y que se conectan con un cable grueso a la cabina (El cable pasa por la parte de atrás de la cajuela hacia detrás del parabrisas). La caja es sostenida por 2 correas de cuero, que van por debajo de la tapa de la cajuela, a cada lado de la caja. También el auto tiene nuevas llantas, con cara blanca, y rines rojos sin ventilación, con tapacubos gris cromado. Se nota que el auto ha sido levantado ligeramente para el terreno irregular en que va a estar y que además se le ha cambiado el dispersor de flujo delantero (se ve más café que el original). Marty se está cambiando en el baño de hombres. Después de revisar los circuitos en la cajuela, Doc checa la presión de las llantas con un medidor.

Doc: ¿Te queda la ropa?

Marty: (Fuera de cuadro) ¡Sí!, Todo excepto las botas, Doc; me quedan un poco ajustadas. No lo sé, ¿está seguro de que esta cosa es auténtica?.

Doc: ¡Por supuesto!, ¿nunca has visto un vaquero?

Marty sale. Él está usando una vestimenta rosa que se vería muy mal hasta en 1885.

Marty: Sí los he visto, Doc; y ni Clint Eastwood usaría algo así.

Doc se acerca a Marty.

Doc: ¿Clint qué?

Marty: Ah, es cierto.

Marty apunta su dedo hacia un póster de una película, una película de vaqueros en la que estelariza Clint Eastwood.

Marty: Ni siquiera ha oído hablar de él.

Doc mira los pies de Marty. Él todavía tiene puestos sus tenis.

Doc: Marty, debes usar esas botas. No puedes usar esas cosas futuristas en 1885, ¡Ni siquiera deberías usarlas aquí!

Marty: De acuerdo, tan pronto llegue allá me las pondré, lo prometo.

Doc: De acuerdo. Creo que ya estamos listos. Le puse gasolina al tanque, tu ropa está empacada; y por si acaso, hay batería nueva para tus transmisores portátiles.

Doc abre la puerta del pasajero y pone las cosas.

Doc: Ah, ¿qué pasará con ese artefacto volador?

Marty: Tabla Flotante.

Doc: Correcto.

Doc pone la supertabla en el DeLorean.

Marty: ¿Sabe, Doc?, va a ser un largo viaje a Hill Valley desde esta parte.

Doc cierra la puerta.

Doc: Sí, sólo que es un plano muy seguro. Después de todo no puedo arriesgarte a volver dentro de un área poblada o de un punto geográficamente desconocido. No querrás estrellarte en algún árbol que tal vez existió en el pasado. ¡Esta era un área completamente abierta, así que tendrás mucho espacio dónde correr cuando llegues! Recuerda que a donde vas no hay carreteras. Hay una pequeña cueva por allá donde puedes esconder muy bien el vehículo del tiempo. Bueno, lo nuevos tubos de control de circuito del tiempo están calientes.

Doc abre la puerta del conductor del DeLorean y enciende los circuitos del tiempo.

Doc: Circuitos del Tiempo encendidos. Yo escribí la carta el Primero de Septiembre, así que tendrás que volver al otro día en Septiembre Dos. Es un Miércoles, 2 de septiembre de 1885.

Doc teclea la fecha y la hora.

Doc: Me dispararon el Lunes 7, así es que tienes 5 días para localizarme. Según mi carta, soy un herrero, y tal vez tenga un establecimiento. Todo lo que tienes que hacer es llevar el vehículo del tiempo directo hacia esa pantalla acelerando a 88 millas por hora.

Marty ve la pantalla; bajo de ella hay un mural con indios acercándose.

Marty: Un momento, Doc. Si conduzco a 88 millas por hora voy a chocar contra esos indios.

Doc: Marty, no estás pensando en la cuarta dimensión. Serás transportado al instante a 1885 y esos indios ya no van a estar ahí.

Marty: (Mirando y pensando) Sí.

Doc: Bueno…

Doc pone su mano en el hombro de Marty.

Doc: Buena suerte, por el bien de los dos… Te veré en el Futuro.

Marty: Hmm… En el Pasado.

Doc: ¡Exacto!

Marty deja la foto de la lápida del Doc en su sombrero y arroja éste al asiento del pasajero, entra al auto, cierra la puerta del conductor, y con un fuerte rugido, el auto enciende, junto con todos los aditamentos especiales. El DeLorean va en reversa. Doc corre al edificio que donde estaban los baños y el póster, cargando una pistola en la mano. Es la misma pistola que usó en 1985 para tratar de dispararle a los Libios en la Parte 1.

Doc: ¡Feliz viaje, Marty!

El DeLorean llega a la pared del autocinema y Marty se prepara, revolucionando el auto.

Doc: ¿Listo?

Marty: ¡Listo, Doc!

Doc: ¿Listo?

Marty: Hi ho, Silver.

Marty mete segunda velocidad y revoluciona el DeLorean. Doc jala el gatillo y Marty acelera, derrapando. El DeLorean se dirige rápidamente hacia la pantalla y pasa a Doc.

Doc: ¡Vaya con Dios!

Doc da otro disparo. Marty sigue acelerando y el auto se acerca cada vez más a los indios. Marty mete cuarta velocidad y los dispersores de flujo empiezan a funcionar. Despidiendo flashes rojos y azules, pero los dispersores de flujo siguen enseñando un tono azul. Los flashes (flujo) empiezan a formar la singularidad al frente del auto. El material electrónico que se encuentra en la parte de adelante empieza a sacar rayos eléctricos, mostrando que están a su capacidad máxima. El condensador de flujo empieza a brillar. De la parte de atrás de las llantas salen chispas. Justo antes de que se estrelle con el mural de indios, el DeLorean, junto con Marty, viaja en el tiempo.


Septiembre 2, 1885.


Marty llega a 1885. Se desaparece la muralla con los indios, solo para ver una tribu de indios reales acercarse al auto. Marty se detiene.

Marty: ¡Indios!

Marty mete reversa y se aleja de ellos, luego gira y acelera, pero los indios se acercan.

Marty: ¡Aaaahhh!

Marty pasa por un pequeño desnivel y se detiene. Ve en el retrovisor de la puerta la cueva que Doc había mencionado en 1955.

Marty: ¡La cueva!

Marty mete reversa y mete el DeLorean a la cueva. Los indios brincan la cueva y lo pasan. Al parecer, están huyendo de algo. Marty sale del auto, va hacia arriba y descubre de qué estaban huyendo.

Jefe de la Tropa: ¡A la carga!

Se oye una diana de guerra y se oyen más gritos de parte de los que integran...

Marty: ¡La Caballería!

Marty corre de regreso a la cueva mientras la Caballería pasa y persigue a los indios. Ellos no lo ven. Una vez que todo está bien, Marty inspecciona el DeLorean, y ve que una flecha está incrustada en el auto. Marty quita la flecha y abre la puerta, toma las botas, la foto y la carta, y vuelve a cerrar el auto. Marty mete la foto en su bolsillo. Se puede oír un sonido de líquido cayendo. Marty huele algo, voltea hacia abajo, se arrodilla y ve un líquido salir del DeLorean.

Marty: Ah, se rompió el tanque de la gasolina.

Marty oye un gruñido y voltea. De atrás de la cueva, sale un oso negro que se acerca a Marty.

Marty: ¡Ah!

El oso se para sobre sus patas traseras y vuelve a gruñir.

Marty: ¡Aaaaaaaaaahhhhhhh! ¡Aaaahhhh! ¡Ah! ¡Oh! ¡Oh!

Marty corre hacia afuera de la cueva y léjos del oso. El oso sigue a Marty, que tira las botas hacia atrás y sigue corriendo, luego voltea y sigue corriendo. El soso se detiene, olfatea las botas y se va con ellas, permitiendo que Marty se vaya. Marty no ve hacia dónde corre mientras lo hace, y luego voltea otra vez y se tropieza, rodando por una colina.

Marty: ¡Ah!

Marty choca contra una cerca al fondo de la colina (le pega con la cabeza y la rompe) y se desmaya. Un hombre, SEAMUS, va corriendo hacia Marty, y luego le da unas bofetadas ligeras para ver si despierta, pero no lo hace. Seamus se parece un poco a Marty (Ambos son interpretados por Michael J. Fox). Seamus llama a su esposa, y se nota un acento irlandés.

Seamus: ¡Maggie, prepara el agua, encontré a un hombre herido!

Corte a un cuarto oscuro. Marty está en una cama, y lentamente despierta. Una mujer, MAGGIE (La esposa de Seamus) está junto a él. Ella se ve como Lorraine (Ambas, Lorraine y Maggie son interpretadas por Lea Thompson).

Marty: Mamá... Mamá, ¿eres tú?

Maggie: Ya, ya, tranquilo… Ha estado durmiendo por casi 6 horas.

Marty: Tuve… una horrible pesadilla. Que, de repente... estaba en el Oeste... y me perseguían muchos... indios... También un oso.

Maggie: Aquí va a estar sano y salvo en la Granja McFly.

Marty: ¡McFly, ¿oí bien?!... ¡Ah!

Marty, de repente, se sienta en la cama, para encontrar que está en una cabaña. Maggie está sentada en una silla cercana a la cama.

Marty: Usted es mi… es mi… mi… ¿Quién es usted?

Maggie: Me llamo McFly, Maggie McFly.

Marty: McFly… ¿Maggie?

Maggie: Sí, soy la Señora McFly. No vaya a olvidar el “Señora”. Dígame, ¿cuál es su nombre, señor?

Marty: Me llamo Mar…Mar-(cubriendo) Eastwood... uh... Clint... Eastwood.

Marty sale de la cama torpemente. Maggie le habla con un tono cortante.

Maggie: Se hirió la cabeza, Señor Eastwood; pero no fue serio. Tuvo suerte de que Seamus lo encontrara.

Marty: (Hacia él y hacia ella) ¿Seamus?.

Maggie: Mi esposo.

Maggie se levanta para irse, porque oye un llanto.

Maggie: ¿Me disculpa, Señor Eastwood?. Voy a atender a William.

Marty se da cuenta de quién es William… es su bisabuelo.

Marty: ¿William?

Marty sale de la cama, y después de haber checado que aún tiene sus pantalones puestos, él sigue a Maggie hacia el cuarto principal, para ver que carga a un niño que llora.

Maggie: Está bien, William. Ya, ya.

El bebé sigue llorando en los brazos de Maggie.

Marty: ¿Él es William?

Maggie: Así es. William Shaun McFly es el primero de nuestra familia que nace en América… (Hacia William) Tranquilo, mi amor… El es el señor Clint Eastwood, nos está visitando.

William deja de llorar.

Maggie: Estoy segura de que le agradó mucho, Señor Eastwood.

La puerta principal se abre y Seamus entra.

Seamus: (Dejando una escopeta en su lugar) Maggie... traje la cena.

Él le muestra una liebre muerta.

Más tarde, Seamus, Maggie y Marty están comiendo.

Seamus: No me gusta inmiscuirme en vidas ajenas, pero... cuéntenos, ¿Cómo es que vino hasta aquí… sin un caballo… o botas… o sombrero?.

Marty: Bueno… Mi au- (cubriendo) CABALLO se averió y, l-luego un oso se comió mis botas, y creo que olvidé mi sombrero.

Maggie: ¡¿Cómo pudo olvidar su sombrero?!... Ah, ¿Quiere agua fresca?

Marty: Ah… Sí.

Maggie le sirve a Marty un líquido rosa – Marty lo observa y come algo.

Seamus: Le diré lo que haré, Señor Eastwood: Lo voy a ayudar a encontrar a su amigo, el herrero... Si desea, pase la noche aquí, en nuestra granja... y mañana lo llevaré hasta donde están las vías, sólo sígalas directo hasta la ciudad.

Marty escupe algunos perdigones - que estaban en la carne - sobre el plato.

Seamus: Y le obsequiaré un sombrero.

Maggie baja su plato y se persigna en forma católica.

Marty: Qué bien. Gracias.

William empieza a llorar otra vez, y Seamus va y lo recoge.

Seamus: Ah… ¿Qué sucede, William?, ¿Qué sucede?... ¿Por qué lloras? Ay, ay, ay… Sí. (hacia Marty) Yo creo que la granja le va a parecer cómoda. Jamás he recibido una queja sobre ella de mis puercos.

Seamus se ríe de su propia broma, igual que Dave (el hermano de Marty) en 1985.

Maggie: Seamus, ¿puedo hablar contigo?.

Seamus: Claro... (hacia Marty) ¿Lo sostiene un momento?

Seamus acerca a William hacia Marty y éste lo recibe. Seamus sigue a Maggie hacia una esquina del cuarto y hablan.

Maggie: ¿Estás seguro que la Mala Suerte no entrará en esta casa al dejar que se quede aquí?... Es un joven muy extraño.

Seamus: Lo sé, pero tuve una sensación sobre él, Maggie. Siento que lo correcto es que yo lo proteja, es importante.

Marty: (Hacia William) Hola, amigo.

Seamus: Mira cómo se siente el bebé con él. A nuestro hijo jamás le han gustado los extraños. Es como si tuviera… una conexión con nosotros.

Corte a Marty hablándole a William.

Marty: Oye, Will. Así que tú eres mi bisabuelo... El primer McFly nacido en América.

Marty levanta a William y ve orina saliendo de los pies de William y de él.

Marty: Y te orinaste en mí.


Septiembre 3, 1885.


Corte a Marty, que llega por las vías del tren hacia la Estación del tren de Hill Valley. Marty silva en sorpresa y camina hacia la plataforma, pasa a través del edificio y luego va por la calle principal, pasando por "Honest Joe Statler - Fine Horses" (Una tienda de caballos), que está en el lugar futuro de Statler Toyota en 1985. También pasa por un carnicero y una casa de baños, donde otros hablan.

Hombre 1: Dame el jabón, Jimmy.

Jimmy: Sí, aquí lo tienes.

Marty sigue caminando y pasa bajo un letrero que dice "Hill Valley Festival September 5th, 1885"

Marty: (Leyendo, y no aparece en la versión original) “Festival de Hill Valley, Sábado en la Noche del 5 de Septiembre, a beneficio de la construcción de la Torre del Reloj”

Continuando, Marty ve a un grabador tallando lápidas.

Mientras un vagón de estiércol "A. Jones" pasa, Marty ve al final de la calle la Torre del Reloj, en construcción.

Marty: (Leyendo de la Oficina del Comisario) "Oficina del Comisario. Se ha ido a HaysVille a ejecutar a Stinky Lomax"...

Conductor de diligencia: ¡Hyah!

Marty se escapa de ser arroyado por una diligencia, pero se para en estiércol de caballo. Marty ve sus zapatos, antes de entrar al Palace Saloon (La cantina Palace), que está en el lugar futuro de Lou's Cafe (1955), Lou's Aerobic Studio (1985) y del Café 80's (2015). Marty entra. El cantinero, CHESTER, está limpiando un vaso; tres VIEJOS EBRIOS están en una mesa (están interpretados por 3 estrellas de películas del Oeste). Todos en el lugar ven a Marty y notan su atuendo.

Viejo Ebrio 1: Nomás miren lo que se acaba de parar en la puerta.

Viejo Ebrio 2: ¡Oigan, no sabía que el circo estaba en la ciudad!

Viejo Ebrio 3: Debió haberle quitado la camisa a un chino muerto.

Los tres se ríen. Marty camina lentamente hacia Chester. Un hombre escupe tabaco en una escupidera cerca de los pies de Marty

Chester: ¿Qué quiere tomar, forastero?

Marty: Um, uh... solamente... uh... agua con hielo.

Viejo Ebrio 1: ¿Agua con hielo?

Ellos se vuelven a reír.

Chester: ¿Agua? Si quiere agua será mejor que hunda la cara en el bebedero de los caballos. Aquí, servimos whiskey.

Él le sirve a Marty un pequeño vaso, y él solo se le queda viendo al vaso y lo golpea. Chester se aleja un poco.

Marty: (hacia Chester) Disculpe.

Chester: ¿Qué? .

Marty: Estoy buscando al herrero.

La puerta de la cantina se abre y entran BUFORD TANNEN y sus SECUACES.

Buford: (Fuera de cuadro) ¡Oye, McFly!... ¿Qué no te dije que no volvieras a entrar aquí?

En cuanto Marty voltea para ver quién mencionó su apellido, ve a un vaquero de aspecto siniestro con una banda de 3 personas en la puerta de la cantina. Marty no lo sabe, pero el que está en la puerta es el bisabuelo de Biff, que pudo ver en el video del Museo de Biff Tannen en el 1985 alterno, Buford “Perro Salvaje” Tannen.

Buford: Tú no eres Seamus McFly… Te pareces a él, ¿sabes?. En especial por ese sombrero ridículo.

La banda se ríe y Marty se mueve para que ellos puedan llegar a la barra.

Buford: ¡¿Eres algo de ese granjero apestoso?!

Marty: Ah...

Buford: ¡¿Cuál es tu nombre?!

Marty: Me llamo Mar-…

Antes de seguir con su nombre, recuerda el nombre que le dijo a Seamus y Maggie.

Marty: Eastwood. Clint Eastwood.

Buford y su banda se ríen burlonamente del nombre.

Buford: ¡¿Qué clase de nombre tan estúpido es ese?!

Miembro de la banda 1: Yo diría que es el redrojo de la basura.

El miembro de la banda 2 se acerca a Marty y mira sus dientes.

Miembro de la banda 2: Aguarden, muchachos. ¿Ya se dieron cuenta que tiene perlas blancas?. No había visto dientes tan parejos sin estar anunciados en la tienda.

Miembro de la banda 3: ¿Y ya se dieron cuenta de sus mocasines, de qué clase de piel son?, ¿tienen algo escrito? (él lee el "Nike" en los tenis de Marty) "Niqué"... ¿Qué clase de nombre es ese, algo indio o algo así?

Chester empieza a servir whiskey para Buford, pero con la ayuda de su pequeño látigo, Buford lo detiene.

Buford: Cantinero, busco a ese tramposo, bueno para nada del herrero, ¿lo has visto?

Chester: (asustado) No, Señor Tannen, no lo he visto.

Marty se da cuenta de qué es Buford.

Marty: (Hacia sí mismo) ¿Tannen? (hacia Buford) Eres el "Perro Salvaje".

Chester, los viejos y todos los demás en la cantina se esconden, excepto Marty, que no sabe qué hacer o qué pasa.

Buford: Perro Salvaje… Odio ese nombre… ¡Lo odio, ¿me oyes?!

Marty: (calladamente)(no en la versión original).

Buford: ¡Nadie me llama "Perro Salvaje"; en especial ningún ASQUEROSO tipo salido de algún desagüe!

Buford dispara hacia los pies de Marty, y Marty se las arregla para brincar a tiempo.

Marty: ¡Ah!

Buford: ¡Baila!

Él dispara a Marty otra vez.

Buford: ¡Baila!

Él le dispara a Marty otra vez, mientras la banda de Buford se ríe a carcajadas.

Buford: ¡Puedes bailar mejor que eso, vamos!, ¡Eso es, ja, ja, ja!

Marty baila mejor, y hace el Moonwalk, de Michael Jackson.

Viejo Ebrio 2: ¿Qué es eso?

Marty: ¡Whoo!

Marty brinca sobre el extremo salido de una tabla de la duela. En el otro extremo de la tabla hay un balde de escupitajos, y éste va directo hacia Buford, bañándolo en saliva con tabaco. Enfadado, Buford jala el gatillo varias veces hacia Marty, pero, para suerte de Marty, se ha quedado sin balas. Marty trata de salir, cayendo cerca de la mesa de los viejos.

Viejo Ebrio 1: ¡Deberías correr, niño!

Buford: ¡¡¡¿Qué esperan?, Atrápenlo!!!

Marty sube a unas mesas y evade a Buford balanceándose del candelabro. Una vez que está en el piso, Marty corre hacia afuera, perseguido por la banda de Buford, que se suben a sus caballos.

Buford: ¡Vamos, que no escape!

Marty: ¡Ah! ¡Oh! ¡Ah! ¡Ah!

Buford y su banda alcanzan rápidamente a Marty. Marty casi es golpeado por un caballo, pero sigue su camino. Buford saca una cuerda, hace un lazo.

Miembro de la banda: ¡Lázalo!, ahí lo tienes.

Buford atrapa a Marty por la cintura y lo arrastra hasta la Casa de la Corte. Marty rompe algunos paneles del edificio no terminado.

Marty: ¡Ah!

La banda tira balazos al aire y va riéndose.

Buford: ¡Tenemos una nueva Corte de Justicia… Tendremos una ejecución!

La banda hace aún más alboroto. Buford pone una cuerda en el cuello de Marty y luego pone el otro extremo en una polea de la construcción. El caballo de Buford empieza a caminar hacia atrás, levantando a Marty. Buford sostiene la cuerda. El nudo empieza apretarse, y Marty pone las manos entre la cuerda y su cuello, tratando de no sofocarse. Buford y su banda se ríen fuertemente. Ni ellos ni Marty ven a un extraño hombre alto, con sombrero y gabardina café acercarse.

Miembro de la banda 1: ¡Mira la cara que está poniendo!

Miembro de la banda 2: ¡Cierra la boca, Ja, ja, ja, ja!

Miembro de la banda 3: ¡Se le van a meter las moscas!

Buford: ¡Hace mucho tiempo que no se ahorca a nadie!

El hombre saca un rifle (que tiene una mirilla para apuntar al final del cañón), despliega su mira telescópica, amartilla el arma y apunta. El hombre tiene cabellera blanca y larga: es el DOCTOR BROWN. Doc dispara el arma a la cuerda, y Marty, salvado, cae al suelo. Buford y su banda giran hacia Doc, que ahora apunta su arma hacia ellos.

Doc: ¡¡Le quitaría las pulgas a un perro a 450 metros, Tannen; y estoy apuntando directo a tu cabeza!!

Buford les hace una seña a sus secuaces para que desamartillen sus armas, y luego se acerca a Doc, soltando la cuerda.

Buford: Me debes dinero, herrero.

Doc: ¿En qué te basas?

Buford: Mi caballo tiró una herradura y como tú se la pusiste eso te convierte en el responsable.

Doc: ¡Bueno, ya que jamás me pagas por el trabajo, yo digo que estamos a mano!

Buford: ¡No! ¡Te equivocas. Yo estaba sobre el caballo cuando la tiró y me caí, y eso causó que se rompiera una botella muy fina de Kentucky Redeye. Así que por todo, herrero: me debes 5 dólares por el whiskey, y por el caballo 75 dólares!

Marty se da cuenta de que la suma es de 80 dólares – la cantidad por la cual el Doc fue asesinado.

Marty: (hacia sí mismo, forzadamente) Esos son los 80 dólares.

Doc: ¡Escucha, si tu caballo perdió una herradura, tráelo y lo herraré de nuevo!

Buford: ¡Tuve que matarlo!

Doc: ¡Bueno, ese es tu problema, Tannen!

Buford: ¡No!, es el tuyo… ¡De ahora en adelante, será mejor que te cuides la espalda cuando camines, porque un día de estos te la voy a atravesar!... (Hacia su caballo) ¡Hyah!

Ellos se van. Marty y Doc ahora está solos.

Marty: Doc…

Doc: Marty... Te di explícitas instrucciones de que no volvieras aquí, sino que fueras a 1985.

Marty: Lo sé, Doc; pero tuve que-

Doc pone su mano en el hombro de Marty.

Doc: Pero qué alegría verte, Marty.

Ellos se abrazan.

Doc: Marty, vas a tener que hacer algo sobre esa ropa. Si caminas vestido así, te expones a que te disparen.

Marty toca su cuello.

Marty: O ahorquen...

Doc: ¿Qué idiota te dio esa ropa?

Marty palmea el hombro de Doc y sonríe.

Marty: Fue usted.

Doc: Ah.

Corte al taller de herrería del Doc. Está lleno de las cosas que necesita para hacer el trabajo, y además con algunos inventos suyos,. Mientras Marty se cambia de ropas a unas reales del Siglo XIX, Doc examina la fotografía de la lápida con una lupa.

Doc: (Leyendo) ¡"Le disparó por la espalda Buford Tannen por un problema de 80 dólares"! ¡"Septiembre 7"!... ¡Es el Lunes que viene!... Ojalá hubiera pagado el monto. ¿Y quién es esta "amada Clara"? Yo no conozco a nadie llamada Clara.

Marty: No lo sé, Doc... Creí que tal vez sería una novia suya.

Doc mira a Marty como si éste hubiera dicho algo muy tonto.

Doc: Marty, mi envolvimiento en una relación amorosa, aquí en 1885; seguramente ocasionaría una interrupción en el espacio contínuo del tiempo. Como científico… yo no podría correr ese riesgo… No después de lo que hemos pasado juntos.

Alcalde Hubert: (Fuera de cuadro y de la herrería) ¡Emmett!, Hola, Emmett.

Doc mira hacia la puerta.

Doc: ¡Hubert! (Hacia Marty) ¡Es el alcalde!

El ALCALDE HUBERT se pone en la puerta.

Alcande Hubert: Disculpa, Emmett... ¿Recuerdas que hace una semana, en la junta del pueblo te ofreciste a ir a recoger a la nueva maestra cuando viniera?

Doc: Ah, sí. Desde luego.

Alcalde Hubert: Bueno, pues acabamos de recibir noticias de que vendrá mañana. Aquí están todos los detalles, y gracias por tu ayuda.

Él le da a Doc un pedazo de papel.

Doc: ¡No es nada, Hubert!

Alcalde Hubert: Ah, y su nombre es... Clara Clayton.

Mientras el Alcalde Hubert se va, Doc se da cuenta por fin de quién es Clara.

Marty: Bueno, Doc… AHORA ya sabemos quién es Clara.

Doc: Marty, es imposible. La idea de que yo me enamore a primera vista es un romanticismo sin sentido. No hay una razón científica para ese concepto.

Doc empieza a ajustar unas cosas en el aparato más grande que está en la herrería. Marty se ríe.

Marty: Oh, vamos, Doc; no es una ciencia. Si conoce a la chica correcta lo cautivará; eso es todo. (Mala traducción para "it just hits you, like lightning", podría haber sido "Si conoce a la chica correcta, le llegará como un rayo")

Doc: ¡Marty, por favor, no digas eso! (Reacción correcta si se hubiera usado la palabra "rayo" en el diálogo anterior)

Marty: Así fue como sucedió conmigo y Jennifer: no podíamos dejar de vernos... Jennifer, espero que esté bien. ¡Doc, ¿cómo pudimos dejarla dormida en el pórtico?!

Doc: No te preocupes, Marty. Ella estará bien. Cuando quemaste el almanaque en 1955 la línea del tiempo fue restaurada; y una vez que volvamos a 1985 ve a su casa y despiértala.

Un silbato de la máquina que Doc estaba ajustando empieza a sonar.

Doc: Oh, Marty, dale vuelta a esa válvula que está ahí… ¡Hacia la izquierda!, ¡Así!, ¡Ahora al otro lado!, ¡Muy bien!, ¡Ya está!

La máquina funciona, y después de sacar un polvo blanco de un tubo, sale un cubo café humeando. Doc lo atrapa con un plato. Parece que el polvo que salió del tubo era escarcha. Doc pone el cubo de hielo en una taza de té, ofreciéndole a Marty.

Doc: ¿Té helado?

Marty: No, gracias.

Mientras Doc toma un trago de la taza, Marty mira la máquina gigante.

Marty: ¡Es una nevera!

Doc: Bueno, la Señorita Clayton va a tener que buscar otro transporte.

Doc voltea hacia Marty.

Doc: Si no conozco a esa mujer, no podrá haber ninguna clase de romance.

Marty: Usted es el Doc, Doc.

Doc: ¡Muy bien. Reparemos el DeLorean y volvamos al futuro!

Doc se pone su sombrero. Marty habla muy casualmente en la siguiente línea.

Marty: Ah, escuche, Doc, se le hizo un hoyo al tanque de gasolina. Tendremos que parcharlo y conseguir un poco de gasolina.

Doc se detiene y su expresión cambia. Algo está mal. Algo de lo que Marty no está advertido.

Doc: ¿No tenemos gasolina?

Marty: Sí, no hay problema, ¿Tenemos al Señor Fusión, no?

Doc: El Señor Fusión prende los circuitos y el condensador de flujo... pero la combustión interna de la máquina corre con gasolina ordinaria; SIEMPRE ha sido así. Aquí no habrá una estación de gasolina hasta el próximo siglo, según mis cálculos; y si falta gasolina, el DeLorean NO correrá a 88 millas por hora.

Marty: ¿Entonces qué hacemos?


Septiembre 4, 1885.


Corte al área fuera de Hill Valley. El DeLorean está siendo jalado por caballos. Doc y Marty están sentados en el techo. Doc tiene las riendas de los caballos en sus manos. Marty está leyendo la velocidad del velocímetro digital del Doc.

Doc: ¡Hey!, ¡hey!, ¡vamos!, ¡vamos!, ¡Ya!, ¡Ya!

Marty: (refiriéndose a la velocidad) ¡24!

Doc: ¡Es inútil, Marty! Hasta el caballo más rápido del mundo no corre a más de 27 o 30 millas por hora. (Mala traducción, en realidad dice 35 ó 40 millas por hora) (Hacia los caballos) ¡Hyah!, ¡Hyah!.

Corte de regreso al taller del Doc. Doc destapa una botella y la vacía en el tanque de la gasolina del DeLorean (que en estos autos, está bajo la tapa de la cajuela). Marty está detrás del volante.

Marty: (refiriéndose al líquido) El cantinero dice que esto es lo más fuerte que tiene.

Doc: Enciéndelo, Marty.

Marty trata de encender el auto, pero no enciende, luego lo vuelve a tratar y el auto empieza a funcionar, a bajas revoluciones, casi al punto de apagarse.

Doc: ¡Acelera!

¡BOOM! El inyector múltiple de combustible sale volando de la parte de atrás del DeLorean. Doc toma el aparato y lo examina.

Doc: ¡Demonios! ¡Voló el inyector de combustible múltiple (mala traducción)! Ya veo que eso era fuerte. Necesitaré un mes para repararlo (sería "reconstruirlo"...).

Doc le da en inyector a Marty.

Marty: ¿Un mes? ¡Doc, el Lunes le dispararán!

Marty tira el inyector al piso. Doc va hacia una ventana. Afuera solo vemos la estación del tren. En seguida de la ventana está un calendario con la fecha - Septiembre 3, 1885 -. Doc voltea para ver a Marty otra vez.

Doc: ¡Lo sé, lo sé, lo sé!... Quisiera… Espera… ¡Lo tengo!, Dejémoslo caer de una colina empinada, ¡No, no!, nunca encontraremos una lo suficientemente lisa, a menos, por supuesto... Hielo... esperaremos el invierno, cuando esté completamente---

Marty: ¡¿Invierno?! ¡Doc, ¿de qué está hablando?! ¡Faltan 3 días para que sea Lunes!

Doc: Oh. De acuerdo, lo sé; es cierto. Hay que pensar con algo de lógica… No podemos hacer funcionar su motor y tirar de él tampoco... Pero... Si logramos encontrar la forma de empujarlo, hasta que- ¿Eh?

Afuera, podemos oír un silbato de tren. Una máquina de vapor se detiene en la estación. Doc mira hacia fuera y la ve.

Doc: ¡Eso es!

Corte a la estación, Doc y Marty le están hablando al maquinista.

Maquinista: ¿Qué tan rápido puede ir? La he corrido a 55 millas. Dicen que el temerario Frank Fargo condujo una locomotora a las 63, pasando el Entronque Verde.

Marty: ¿Será posible que corra hasta 90 millas por hora?

El maquinista se ríe y empieza a poner algo de aceite a las uniones de las bielas con las ruedas.

Maquinista: ¡Ja, ja!, ¿90? No creo que haya alguien que tenga tanta prisa.

Doc: Le apuesto que él y yo la tenemos, es todo. Teóricamente hablando, ¿cree que lo haría?

Maquinista: Bueno, supongo que si hubiera un camino recto que fuese inclinado, y no tuviera los vagones enganchados… Y si tuviera el fuego suficiente, y estoy hablando de algo más caliente que las brasas del infierno mismo… Entonces sí, posiblemente lo lograrían.

Doc: Dígame, ¿cuándo llegará el próximo tren?

Maquinista: Lunes, 8 de la mañana.

Corte al área de espera de la estación. Doc y Marty están mirando un mapa de Hill Valley. El reloj de la torre está en la plataforma – acaba de ser entregado, y el tiempo que está marcado son las 10:04. CLARA CLAYTON puede ser también vista, esperando porque alguien pase a recogerla; pero ni Doc ni Marty la ven. Mientras Doc describe los lugares, él le muestra el mapa a Marty.

Doc: Mira… Este camino se devide de la vía principal hacia el Barranco Clayton. Es un camino muy largo de vías que aún existe el 1985. Aquí es donde empujaremos al DeLorean con la locomotora... Ah, fíjate, en este mapa se llama “Barranco Shonash”; debe ser el nombre de un viejo indio... Es perfecto: un lindo y largo tramo que va a través del puente, sobre el barranco; cerca de aquél fraccionamiento nuevo de casas, en Hilldale.

Marty: Sí, Doc, pero de acuerdo a este mapa… ahí no hay un puente.

Y mientras hacemos corte al Barranco, vemos que Marty tiene razón. Hay un camino sin salida en las vías, y una señal diciendo que el puente está planeado para completarse en 1887.

Marty: Bien, Doc; debemos descartar esa idea. No podemos esperar año y medio hasta que esto quede terminado.

Doc: Marty, ¡es perfecto! ¡Sólo que no estás pensando en la cuarta dimensión!

Marty: Sí, tengo un verdadero problema con eso.

Doc: ¿No lo ves? El puente existirá en 1985, es seguro y está en uso. Así es que si logramos que el DeLorean alcance 88 millas por hora antes de llegar al barranco, instantáneamente llegaremos a un punto en el tiempo donde el puente está completo. ¡Habrán vías frente a nosotros, y habremos cruzado a salvo el barranco!

Marty: ¿Qué pasará con la locomotora?

Doc sonríe.

Doc: Será un espectacular destrozo. Lástima que no esté nadie alrededor para verlo.

Clara: (Fuera de cuadro) ¡Aaah! ¡Auxilio, ayúdenme!.

Doc voltea hacia de donde provenía el grito, para ver a una mujer, Clara Clayton (que estaba en la estación en la mañana) en la distancia, yendo en una carreta con caballos fuera e control. Se dirigen al borde del Barranco Shonash.

Doc: ¡Santa Ciencia!

Clara: ¡Ayúdenme!.

Doc: (A su caballos) ¡Hyah!

Marty: (A su caballos) ¡Hah!

Doc: ¡Hah!, Hyah, hyah.

Doc corre con su caballo hasta donde está Clara y se las arregla para gritarle.

Clara: ¡Señor!

Doc: ¡Salte!

Clara: ¡Aahh!

Ella salta hacia los brazos del Doc justo a tiempo. Los caballos giran a la derecha y la carreta golpea una piedra, haciendo que se separen los caballos y la carreta, y ésta cae al barranco.

Doc: (A su caballo) Whoa.

Marty: (A su caballo) Whoa.

El sombrero de Clara se baja, tapándole los ojos y la cara.

Clara: Oh, gracias, señor; salvó mi…

Clara levanta su sombrero y vemos (Doc también) su cara por primera vez. Clara ve a Doc y se queda sin hablar por un momento.

Clara: ...vida.

Doc se asombra y abre bien los ojos. Tenemos el sentimiento de que ambos se han enamorado el uno del otro – amor a primera vista.

Doc: Emmett Brown, a sus órdenes, Señorita...

Clara: Um, Mi... nombre es Clayton. (se las arregla para que su sombrero no vuelva a bajarse) Clara Clayton.

Doc: ¿Clara?

Corte a Marty. Él saca la foto de su bolsillo y la ve, luego a Doc y Clara.

Doc: Qué hermoso nombre.

Corte a más o menor media hora después. Todos están yendo hacia la cabaña de Clara. Clara está en uno de los caballos que casi la tira al barranco, hay cosas en el otro caballo; y el otro caballo con las cosas está detrás del Doc y Clara. Cuando ellos llegan a la cabaña, Doc y Marty toman las cosas y las ponen en el pórtico.

Doc: ¿Me permite ayudarla con esto?

Clara: Oh, no será necesario; yo lo haré sola. Ya ha hecho más que suficiente.

Doc: Pero no es ninguna molestia.

Marty: Doc, ella dice que está bien. Tenemos que irnos. (Hacia Clara) Maestra, buena suerte con la escuela y sus alumnos.

Doc: ¿Clara?, me pondré de acuerdo con el Señor Statler por la renta del transporte; no se preocupe por eso. Me siento un poco responsable por lo que pasó.

Clara: Oh, bueno, es muy caballeroso de su parte, Señor Brown... Emmett.

Doc empieza a alejarse, pero luego regresa porque Clara le habla.

Clara: ¿Sabe?... Me alegra que esa víbora espantara a los caballos porque no nos hubiéramos conocido de otra forma. Supongo que fue el destino... Bueno, gracias por todo lo que hizo.

Doc: Fue un placer.

Doc empieza a alejarse.

Clara: Lo volveré a ver ¿verdad?

Doc contesta casualmente, aunque él sabe que está mintiendo.

Doc: Por supuesto, nos veremos mucho, estoy seguro. En el pueblo tengo un taller; soy el científico- Ah… No, no, no, perdón, el HERRERO.

Clara: ¿Ciencias?, ¿Qué tipo de ciencias?, ¿Astronomía?, ¿Química?

Doc: En realidad estudio todas las ciencias.

Marty: Hey, Doc... Tenemos que irnos.

Doc: Ah, sí, ah, bueno; discúlpenos, Clara. Tenemos que i-i-irnos (Doc casi se cae con la cerca de la cabaña, y después de pasarla, la cierra).

Doc y Marty sonríen. Doc se despide de Clara una vez más.

Doc: Hasta luego.

Ella se despide con la mano y ellos se van. Vemos a Marty y Doc mientras:

Marty: ¿A qué se refiere con que se verán varias veces?

Doc: Bueno, es por si nos encontramos por ahí.

Marty ríe. Él sospecha que Doc está enamorado.

Marty: Vamos, Doc. ¿Se dió cuenta de cómo lo veía?

Doc: Heh… Se llevó un buen susto, ¿cierto?. Después de todo, la Señorita Clayton casi termina en el fondo del Barranco Clayton... ¡Barranco Clayton!

Doc y Marty se dan cuenta de la conexión.

Marty: ¡Oh, no! ¡Hey, Doc!, Le pusieron “Barranco Clayton” en memoria a la maestra. Dicen que cayó ahí hace 100 años.

Doc: ¿Hace 100 años? ¡Es este año!

Marty: Todos los niños en la escuela conocen esa historia porque nos gustaría ver a nuestros maestros caer ahí.

Doc: ¡Santa Ciencia!

Doc detiene su caballo.

Doc: (continuando) ¡Entonces se suponía que tenia que ir en esa carreta!... y… y ahora, seriamente, he alterado la historia.

Marty: Escuche… ¿Qué es lo peor que podría pasar?, no le tendrán que cambiar de nombre al barranco. Sólo hay que reparar el DeLorean e irnos de aquí.

Doc ignora a Marty y habla para sí mismo.

Doc: Quisiera jamás haber inventado esa máquina infernal… No ha causado más que desastres.

Doc vuelve a andar de una forma lenta. Marty mira a Doc por un segundo de una forma que dice “¿Qué está pasando?, y luego lo sigue.


Septiembre 5, 1885.


Corte a la herrería, el día siguiente. Doc y Marty están trabajando en el DeLorean en lados opuestos del lugar. Doc trabaja en las ruedas (está acomodando unas ruedas para que el auto pueda moverse en las vías). Marty y Doc se hablan entre ellos por medio de los walkie- talkies, y cuando lo hagan será señalado por (w.t).

Marty: (w.t) Doc, Doc, le habla Marty. ¿Me escucha?, Cambio.

Doc: (w.t) Sí, Marty.

Marty: (w.t) Qué bien, Doc, estas cosas todavía funcionan.

Doc: Muy bien, Marty.

Doc y Marty se acercan a un modelo de la vía del tren, que Doc ha construido. Hay un tren, varios lugares etiquetados y un pequeño modelo del DeLorean marcado cono “time machine” (Máquina del Tiempo).

Doc: Otra vez, revisemos el plan y hagamos lo que podamos... Me disculpo por lo rudimentario de este modelo, pero es que…

Marty recuerda la conversación que él tuvo con el Doc de 1955 en su laboratorio, cuando le estaba mostrando la maqueta de la Cuadra de la Casa de la Corte.

Marty: Sí, lo sé, Doc; no es a escala. Está bien, Doc.

Doc: Muy bien. Mañana en la noche, Domingo, llevaremos al DeLorean hasta estas vías, en este punto, junto a la mina de plata abandonada. En la división de las vías es donde el camino se sale de la línea 3 millas, fuera del Barranco Clay-... (corrigiéndose) Ah, Shonash, para mí. El tren deja la estación a las 8 de la mañana, Lunes. Lo detendremos aquí, desengancharemos los vagones de esta parte, cambiaremos el rumbo de las vías, y luego les secues- (Doc hace un gesto mientras se corrige de nuevo) "pedimos" la locomotora y la usamos para empujar la máquina del tiempo. De acuerdo a mis cálculos alcanzaremos 88 millas antes de llegar a la orilla del barranco; y en ese punto, al instante seremos transportados a 1985, y cruzaremos a salvo el puente terminado.

Marty ve una señal en un molino que está en el modelo. Dice "Point Of No Return" (“Punto sin Regreso”).

Marty: ¿Eso qué significa? Punto sin Regreso" .

Doc: Ah, es nuestro punto de referencia. Antes de llegar ahí tenemos suficiente tiempo de parar la locomotora y que no caiga al barranco; pero pasándolo, será el Futuro o la Muerte.

Unos minutos después, Doc está haciendo un pequeño corto circuito para que la electricidad funcione en la maqueta. Doc le da a Marty una pinza con un cable.

Doc: Aquí tienes, Marty. Conéctalo a la terminal positiva... Bien, Marty, ¿todo listo?

Marty: Sí, sí, Adelante.

Durante lo siguiente, Doc dice sus líneas como si las estuviera cantando ligeramente; y también empuja poco a poco una palanca, para que el tren eléctrico acelere.

Doc: ¡Tren saliendo de la estación!, ¡Se dirige al cambio de vías!, ¡Se detiene en el cambio de vías!, ¡Cambio de vías!, ¡Empieza a empujar al DeLorean!, ¡Sigue empujando el DeLorean a 88 millas por hora!

El modelo del DeLorean y del tren caen una vez que llegan a la orilla del barranco. El auto es atrapado por Doc, pero la locomotora cae hacia unas almohadas que colocaron en el suelo.

Doc: ¡No podría ser más simple!

Alguien toca la puerta.

Clara: (Fuera de cuadro) ¿Emmett?

Doc ve que es Clara.

Doc: ¡Es Clara!; rápido, cubre el DeLorean.

Marty y Doc lo cubren con una sábana, y mientras Clara entra, Doc le da a Marty el modelo del DeLorean y éste lo esconde con los brazos en su espalda.

Clara: Hola.

Doc: ¿Cómo está?, qué agradable sorpresa.

Clara: Bueno, espero no interrumpir nada.

Doc: Ah, no, no, no, no. Sólo estamos haciendo un pequeño modelo del tren.

Clara: Emmett, cuando mi equipaje se cayó de la carreta, mi telescopio se dañó y, como mencionó que le interesaba la Ciencia, pensé que tal vez podría repararlo... Le pagaré por ello, desde luego.

Doc: Ah, no, no, no, no, no, no (pausa) pensaría en cobrarle por esto.

Marty suspira y pasa su mano por su cabello.

Doc: (continuando) Bueno, veamos qué fue lo que le sucedió.

Doc abre el estuche y saca el telescopio. Él pone su ojo derecho en él, y cierra el izquierdo.

Clara: Yo pienso que la lente pudo haberse desalineado porque, si lo mueve hacia acá, la imagen se descompone... ¿ve?

Ella se mueve más cerca a Doc y gira el telescopio un poco.

Clara: (continuando) Pero si le da la vuelta… al otro lado...

Doc quita el telescopio de su ojo y baja su mano. Él voltea hacia Clara y ellos se miran uno a otro..

Doc: ...Todo se ve muy… claro.

Tenemos el sentimiento de que están a punto de besarse si los dejan más tiempo: Marty también lo siente, y tose de una forma disimulada, causando que Doc y Clara dejen de mirarse. Ella va hacia la puerta y Doc toma el telescopio con una mirada loca en sus ojos. Definitivamente, está enamorado.

Doc: Lo arreglaré y se lo llevaré en la noche.

Clara: Oh, esta noche es el festival, y en sueños, pensaría que usted trabajara en el telescopio durante una ocasión tan importante. Ustedes tienen planeado... asistir ¿no es cierto?

Doc: Ahmm...

Marty: Bueno, la verdad es que no-

Doc: Sí, claro que sí. Asistiremos, por supuesto.

Clara: Bueno, en ese caso, los veré esta noche en el festival, Emmett.

Ella voltea hacia Marty mientras se va.

Clara: Señor Eastwood.

Marty: Pase.

Clara voltea hacia Doc otra vez.

Clara: Gracias, por hacerse cargo de mi telescopio.

Doc: No tiene por qué agradecerme.

Clara se va, y vemos que Doc tiene la cara más extraña y tonta con la que hemos podido verlo. Marty se acerca.

Marty: Qué lindo telescopio.

Esa noche. Es el festival, y todos en Hill Valley están llegando. El Alcande Hubert está parado en frente del reloj que en poco tiempo estará en la Casa de la Corte.

Alcalde Hubert: ¡Damas y Caballeros! Como alcalde de Hill Valley, es un gran placer para mí destinar este reloj a las personas del Condado de Hill; ¡y que se quedará aquí para siempre!... ¡Dígame cuándo, caballeros!.

Pobladores: 3... 2... 1... ¡Ahora!

El Alcalde mueve el péndulo y el reloj funciona. Fuegos artificiales son lanzados al cielo.

Alcalde Hubert: ¡Que comience el festival!

Doc y Marty también están en el festival, aunque están casi atrás de todos. Fuera de la vista de los demás, ellos miran la ceremonia que le hacen al reloj. Doc piensa en su propia historia con Marty y el reloj.

Doc: ¿Sabes, Marty? Por un lado es bueno que estemos aquí para ver esto.

Marty: Lástima que no traje mi cámara.

Hay un flash de luz, y vemos que el FOTÓGRAFO está tomando fotos de personas junto al reloj. Marty y Doc se miran uno al otro. Corte al frente del reloj unos segundos después.

Fotógrafo: ¿Listos, caballeros?

Doc: (Hacia Marty) El único problema es que nunca se la podremos mostrar a nadie.

Marty: Sonría, Doc.

La foto es tomada. Corte al baile. Hay una banda, que son sorprendentemente parecidos a ZZ Top.

Miembro de la Banda Musical: ¡Yee Ha!

Música: Doubleback (Versión Instrumental) por ZZ Top

Mientras la música empieza, Doc y Marty regresan al fondo del festival.

Doc: ¡Qué linda música!

Marty: ¡Sí, hasta usted podría bailarla, Doc!

En el fondo, el VENDEDOR DE ARMAS COLT puede ser visto.

Vendedor de Armas Colt: Acérquense, caballeros, y prueben su puntería con este último producto de la compañía de armas de fuego del Coronel Sam, en Hartford. Ahora, tomen este modelo como ejemplo.

Clara: (hacia alguien en la multitud) Hola, ¿Qué tal?

Mientras Marty ve la demostración del arma, Doc piensa.

Vendedor de Armas Colt: (continuando) El revólver más nuevo, fino y mejorado que jamás se haya fabricado. Y esta noche, traído directamente para todos ustedes, por el ridículo y risible precio de $12 dólares. ¿Verdad que es ridículo?

Doc ve a Clara y le sonríe. Ella camina hacia él.

Doc: Buenas noches.

Clara: Buenas noches.

Doc: Se ve muy… Linda.

Clara: Gracias.

Doc mira hacia el festival por unos momentos – bastante nervioso – antes de seguir hablando con Clara.

Doc: Ah... Le gustaría, ahm... Podríamos---

Clara: Claro que sí.

Doc y Clara empiezan a bailar. Corte a Marty, que aún sigue viendo la demostración. El Vendedor de Armas Colt le habla.

Vendedor de Armas Colt: Jovencito, pruébala. ¿Te gustaría?

Marty: Ah, no, no, no, gracias.

Marty voltea hacia donde estaba Doc hace un momento.

Marty: Hey, Doc, este...

Por supuesto, él nota que Doc ya no está ahí.

Vendedor de Armas Colt: (Hacia Marty) ¡Hijo!...

Marty busca al Doc y lo encuentra en la pista de baile, con Clara.

Vendedor de Armas Colt: (Hacia Marty) ¡Hijo!... ¡Oye, muchacho!

El Vendedor de Armas Colt puede ver que Marty sigue observando el baile.

Marty: ¡¿El Doc BAILANDO?!

Vendedor de Armas Colt: ¡Oye, muchacho, escucha!...

El vendedor golpea ligeramente a Marty en el hombro con el arma, para llamar su atención; y Marty voltea.

Vendedor de Armas Colt: ¡Oye... muchacho!, ¡Oye! Hasta un BEBÉ puede controlar esta arma. Claro que tú no tienes MIEDO de hacer algo que un bebé sí pueda, ¿cierto?.

Marty: Ah, y-yo no le temo a nada.

Vendedor de Armas Colt: Entonces ven, demuestra que no eres un bebé.

Él le da un arma a Marty. Marty está parado en frente de un diorama del Viejo Oeste – en el que debe disparar. Es muy similar al juego Wild Gunman que jugó en el Café 80's en el 2015.

Vendedor de Armas Colt: Toma... Lo que tienes que hacer es disparar a esos blancos que están allá, y darle a esos círculos.

Marty toma la pistola con la mano izquierda y trata de disparar, el vendedor guía a Marty en cómo debe hacer el tiro.

Vendedor de Armas Colt: No, no, no, no… Sólo sostenla de ese lado y aprieta con suavidad; así es como debe ser.

Marty dispara – y falla por mucho. El vendedor se empieza a reír.

Marty: ¿Puedo intentarlo otra vez?

Vendedor de Armas Colt: Claro que sí.

El vendedor se vuelve a reír. Marty toma la pistola con la mano derecha, apunta y da un tiro directo a los corazones de las figuras. Marty repite la hazaña varias veces. Todos se quedan asombrados. Marty le entrega la pistola al vendedor.

Vendedor de Armas Colt: Oye, ¿dónde aprendiste a... disparar así, eh?

Marty: (seriamente) En las máquinas de video.

Corte a la entrada del festival. Buford Tannen y sus secuaces llegan en sus caballos.

Miembro de la banda 1: ¿Estás seguro de que el herrero va a estar en este jolgorio?

Buford: Claro que está aquí. Todo el mundo está aquí esta noche.

El COMISARIO A CARGO llega para revisar a los visitantes.

Comisario a Cargo: Alto, caballeros. Tendrán que dejar sus armas si es que quieren entrar al festival.

Buford: (Riendo) ¿Y quién va a obligarnos a hacerlo, tú?

Comisario Strickland: (Fuera de cuadro y poniendo una escopeta en la cabeza de Buford) No, yo.

Buford (y la audiencia) voltean para ver al COMISARIO STRICKLAND cargando el otro lado de la escopeta. El comisario es el abuelo del Señor Strickland de 1955 y 1985.

Buford: Comisario Strickland, no sabía que había vuelto al pueblo.

Comisario Strickland: Si no puedes leer el letrero, Tannen, supongo que sí podrás leer ESTE (apuntando con el dedo hacia la escopeta).

Buford: Es un hombre muy valiente cuando tiene una escopeta en la espalda de un hombre.

Comisario Strickland: Soy como tú, Tannen, tomo ventaja cada vez que puedo. Ahora, ¿van a dejar las armas?

Buford se rinde.

Buford: Sólo jugaba, comisario. Por supuesto que dejaré mis armas. ¡Todos bromeábamos, ¿Verdad, muchachos?!

Todos afirman y dejan sus armas. El comisario a cargo ve que Biff también carga armas escondidas.

Comisario a Cargo: Tannen... Tu cuchillo.

Enfadado, Buford saca el cuchillo que tiene en su bota y lo arroja hacia una mesa donde están todas las demás armas, clavándose.

Buford: (burlonamente) Sonría, comisario. Después de todo, esto es una fiesta.

Comisario Strickland: En la única fiesta en que voy a sonreír, será en la que te vea con una soga al cuello.

Buford y el Comisario Strickland se miran desafiantemente, y luego el comisario baja su arma. Buford y sus secuaces pueden pasar.

Comisario a Cargo: ¡Diviértanse!

Un muchacho puede ser visto a un lado del Comisario Strickland. Él es el hijo del comisario – el padre del Señor Strickland.

Comisario Strickland: Así es como debes tratarlos, hijo. No les des nada y mantén la disciplina todo el tiempo. Recuerda esa palabra: DISCIPLINA.

Hijo: Lo haré, Pa.

Corte al baile. En la mesa, Marty está comiendo algo de pastel. Seamus, Maggie y William pasan junto a él.

Vendedora de pasteles: Gracias.

Seamus: Vaya, Señor Eastwood. Qué gusto verlo. Veo que ya está usando ropa respetable… y un fino sombrero.

Marty: Sí, bueno, a un par de personas no les gustó el modo en que estaba vestido.

Maggie: Decididamente se le sienta muy bien, Señor Eastwood. Lo felicito.

Marty: Gracias.

Marty termina su pie y nota lo que está escrito en el fondo - "Frisbee".

Marty: ¡Ah... Frisbee! Vaya antigüedad.

Marty sonríe a sus antepasados y se va. Seamus y Maggie se miran con una mirada de extrañeza.

Seamus: ¿Qué habrá querido decir con eso?

Maggie: Te dije que era muy extraño.

Seamus: Ah.

Corte al baile. Doc y Clara, junto con otras parejas, están bailando al compás de la música. Fuera de la pista de baile, cerca de la cantina, Buford y sus secuaces buscan al Doc.

Miembro de la banda 2: (A un ebrio) Fíjate por dónde vas.

Ebrio: ¡Ey, dame eso!

Miembro de la banda 3: (A un ebrio) ¡No estorbes!.

El miembro 1 ve al Doc.

Miembro de la banda 1: ¡Ahí está, Buford!

Buford: ¿Dónde?

Miembro de la banda 1: Ahí; bailando con esa muñeca.

Miembro de la banda 2: ¿Qué va a hacer, jefe?

Buford: (De una forma siniestra) Creo que… si empuño este revólver hasta el fondo de su espalda, el tiro no podrá escucharse.

Buford saca una pequeña pistola de su sombrero.

Miembro de la banda 1: Ten cuidado, Buford, recuerda que hay una sola bala.

Buford: Sólo necesito una.

Corte a Doc y Clara. Ellos están bailando, encantados uno con otro, y bailan juntos hasta una esquina. Doc, de repente, siente un cañón de pistola en su espalda y se detiene. ¡Está pasando!, dos días más temprano de lo que él pensó.

Buford: ¡Te dije que te cuidaras la espalda, abuelito!

Doc: Tannen. Pero no es hora.

Buford: Es una de bolsillo. Pequeña pero efectiva. La última vez que la usé, el tipo duró dos días agonizando; sangrando en su interior; ¡fue muy doloroso, abuelo! Eso significa que tú estarás muerto a la hora de cenar el lunes.

Clara: (Hacia Buford) Disculpe, yo no sé quién se cree que es, pero estamos bailando.

Buford: ¡Pero MIREN qué tenemos aquí! ¿No vas a presentarme a la señorita? Quiero bailar.

Doc voltea hacia Buford con una mirada de enojo y desafío.

Doc: No voy a darte el placer ¿entiendes?. Así que adelante y dispara.

Buford mueve la pistola hacia la garganta del Doc.

Buford: De acuerdo.

Clara se da cuenta de qué es lo que está pasando.

Clara: No, no, no, Emmett. Quiero bailar con el señor; voy a bailar con él.

Buford: (A su banda) ¡Muchachos, háganle compañía al herrero mientras yo bailo con esta muñeca!

Buford empuja a Doc hacia sus secuaces y ellos lo sostienen. Buford y Clara empiezan a bailar.

Buford: ¡Uah, ja, ja, ja! Uah. ¡Ooh!

Doc no está muy contento con esto.

Clara: Yo no bailo muy bien cuando mi compañero tiene un arma en su mano.

Buford acerca más a Clara.

Buford: Ya aprenderás, aprenderás. (Hacia Doc) ¿Sabes, herrero? ¡Tal vez te cobre mis 80 dólares por esta ricura!

Doc se mueve otra vez para ver si se suelta.

Doc: ¡No voy a dejar que lo hagas! (No aparece en la versión original)

Buford: ¡Ja, ja. ja. Woo...ja, ja, ja! (Hacia Clara) Apuesto que es mejor que los 80 dólares.

Clara: Me parece que usted me está subestimando.

Buford: ¿Te parece?

Clara patea a Buford en la pierna, quien se “retuerce de dolor” y tira a Clara al suelo. Doc comienza a gritarle a Buford y la música para. Todos, incluyendo a Seamus y Maggie, se paran para ver a Doc y a Buford.

Doc: ¡Maldito, ya basta!, ¡Maldito Tannen!

Buford: No, ¡Yo te maldigo!

Buford saca su arma y apunta a Doc. La Banda de Buford sueltan a Doc y se alejan. Marty se da cuenta de qué pasa y toma el plato Frisbee.

Buford: (continuando) ¡Te maldigo al infierno!

Marty arroja el plato (como un Frisbee) en cuanto Buford va a disparar, y el plato lo golpea en el brazo, haciendo que el tiro se desvíe y le de al sombrero del Doc, quien se asombra y va por su sombrero. Clara, aún en el suelo, suspira de alivio. Buford voltea para ver quién arrojó el plato y ve a Marty.

Buford: ¡¿Tú?!

Marty camina hacia él.

Marty: ¡Oye, gusano, ya cálmate!

Buford y su banda se confunden. Luego Buford voltea hacia Marty.

Buford: ¡Veo que eres fuerte atacando!, ¡¿Eres tan hombre como para enfrentarte a mí con algo más que un plato?!

Marty: Em… ¡Sólo deja en paz a mis amigos!.

Marty empieza a irse.

Buford: ¡¿Qué sucede, Niño Gallina?!

Marty se detiene y voltea hacia Buford

Buford: Era lo que creía … ¡Eres una gallina!

Marty apunta a Buford.

Marty: A mí… nadie me dice “gallina”.

Buford: ¡Pues terminemos con esto ahora!

Miembro de la banda 1: Ahora no, Buford; no olvides que el comisario tiene nuestras armas.

Buford: ¡Como dije, terminaremos esto mañana!

Miembro de la banda 2: No, mañana robaremos el banco de Pine City.

Buford voltea hacia sus secuaces, suspirando en frustración.

Buford: ¿Qué me dicen del Lunes? ¿Lo tenemos libre?

Los secuaces checan uno con otro, y mueven sus cabezas.

Miembro de la banda 3: Claro, no hay nada qué hacer. El Lunes lo puedes matar.

Buford voltea hacia Marty.

Buford: ¡El próximo Lunes volveré! Te veré ese día; (Apuntando) allá, en esa calle, frente a la cantina.

Marty se ve un poco incómodo con esto.

Marty: Sí, claro. ¿Cuándo?. ¿En la tarde?

Buford: ¿En la tarde? Sólo mato antes de mi desayuno: A las 7.

Marty: A las 8. (más seguro) Sólo mato después de mi desayuno.

Doc: (susurrando) Marty, no.

Doc nota que Clara voltea hacia él, y él le sonríe. En la multitud, William McFly (en los brazos de Maggie) empieza a llorar. Después de un silencio prolongado, el Comisario Strickland llega con su escopeta.

Comisario Strickland: Ya basta, quisiera saber qué sucede. ¿Estás causando problemas, Tannen?

Buford: Nada de eso, Comisario. Es un problema personal entre Eastwood y yo, que no le concierne a la ley.

Comisario Strickland: Esta noche todo le concierne a la ley. Será mejor que te marches. Cualquier pelea son 15 días en la cárcel del condado.

Él baja su escopeta y le habla a la multitud.

Comisario Strickland: ¡Muy bien, amigos, esta es una fiesta! ¡Tengamos un poco de diversión!

La música empieza otra vez y el baile continúa. Buford va hacia Marty.

Buford: ¡Nos vemos el Lunes, a las 8 en punto! Si no estás ahí, ¡te cazaré y te arrastraré como un pato!

Miembro de la banda 1: Como un PERRO, Buford, lo arrastrarás como un perro.

Buford está enfadado porque todos acaban de ver su estupidez.

Buford: ¡Ya vámonos, muchachos!, ¡Que las niñas tengan su fiesta!

Ellos se van, y Doc le habla a Marty.

Doc: Marty, ¿por qué dijiste que te enfrentarías a Tannen?

Marty: Hey, Doc, no se preocupe por eso. El próximo Lunes a las 8 de la mañana ya nos habremos ido, ¿no?

Doc: En teoría, sí, ¿pero qué pasa si el tren se retrasa?

Marty no había pensado en eso.

Marty: ¿Retrasar?

Clara llega a un lado de Doc.

Doc: Hablaremos luego.

Marty: No, discutiremos ahora…

Clara: Gracias por su caballerosidad, Señor Eastwood.

Marty trata de ser modesto.

Marty: Oh, no, no. No fue nada.

Clara: Si usted no intercede, Emmett podría estar herido.

Doc: Marty - (cubriendo) ah, Clint, llevaré a Clara a su casa.

Marty: Sí, buenas noches, Doc. Buenas noches, Clara.

Dos HOMBRES de la fiesta jalan a Marty hacia ellos.

Hombre 1: Usted sí que lo puso en su lugar, Señor Eastwood. Me alegro de saber que alguien finalmente se enfrentó a ese malvado.

Hombre 2: Usted ya está apuntado en mi libro, Señor Eastwood, permítame invitarle un trago.

Marty: No, escuche, no quiero un trago. Lo que hice no fue nada. En verdad sólo..

Alguien palmea el hombro de Marty; y voltea para ver que es el Vendedor de Armas Colt. Él está sosteniendo una Colt Peacemaker y un cinturón con balas.

Vendedor de Armas Colt: Jovencito, jovencito… Quiero que tengas este juego último modelo de pistola y cinturón, completamente grátis.

Marty los toma.

Marty: ¡¿Grátis?!

Vendedor de Armas Colt: Quiero que todo el mundo sepa que el arma que mató a Buford Tannen fue una Colt Peacemaker.

Marty: Sí, sí. No hay problema. Muchas gracias.

Vendedor de Armas Colt: Ah, pero claro, tú entenderás que si pierdes, la recuperaré.

El vendedor sonríe y se va. Marty trata de pensar en algo qué decir.

Marty: (en un tono de sorpresa) Gracias.

Marty camina y ve a Seamus y Maggie. Los tres caminan juntos. Durante lo siguiente, Marty tiene una expresión de “No necesito esto”.

Seamus: ¡Lo provocó, Señor Eastwood! Podría marcharse y nadie va a pensar menos de usted por eso. Podrían haber sólo palabras; se reirían como de un bufón. Dejó que él lo irritara; se introdujo a su juego rápidamente, a su modo, y también con sus reglas...

Marty: Señor Seamus, tranquilo, yo sé mi juego.

Maggie: Me recuerda la pobre Martin.

Seamus: Sí.

Marty: ¿Quién?

Seamus: Mi hermano.

Marty está sorprendido – ¿hay otro Martin McFly? (Nota: antes de que Marty hubiera viajado por el tiempo, él pudo haber sido nombrado por honor al hermano de Seamus).

Marty: Un momento, un momento. ¿tiene un hermano llamado Martin McFly?

Seamus: Lo tuve... Martin acostumbraba provocar a los hombres y pelear. Le preocupaba que las personas pensaran que era un cobarde; así fue como le encajaron un cuchillo en el ombligo en una cantina en la ciudad de Virginia... Jamás consideró el futuro, el pobre Martin, que en paz descanse.

Seamus se va. Maggie voltea hacia Marty.

Maggie: Señor Eastwood, yo no pienso que usted considere su futuro.

Ella sigue a su esposo. Marty los mira.

Marty: (Hacia él mismo) Yo pienso en él todo el tiempo.

Corte a un campo en la noche, afuera de la cabaña de Clara. Doc y Clara están sentados en sus caballos, mirando las estrellas por el telescopio.

Clara: ¿Y ese cráter en medio del Noreste, aquel que está solo, allá?

Doc: Ajá.

Clara: Ese se llama Copérnico... (riendo) Escuche, le estoy hablando como si estuviera dando clases en la escuela.

Doc: No, por favor, continúe la lección. Jamás encontré la geografía lunar tan fascinante. Eres muy conocedora.

Clara: Cuando tenía 11 años, me dio difteria y estuve en cuarentena durante 3 meses; así es que mi padre me regaló este telescopio y lo puso junto a mi cama para que pudiera ver todo a través de la ventana. (pausa) Emmett, ¿tú crees que alguna vez podríamos… ir hasta la Luna igual que… viajamos por la ciudad en trenes?

Doc sonríe – no sólo piensa que pasará, él lo sabe.

Doc: Definitivamente, pero no antes de 84 años y no en trenes. Tendremos vehículos espaciales, cápsulas enviadas hacia arriba con cohetes. Artefactos que crearán gigantescas explosiones, explosiones tan, tan poderosas que rom-

Clara termina la frase que él dice – parece que ella la conoce de alguna parte.

Clara: (continuando) Que... romperán la gravedad de la Tierra y enviarán proyectiles a través del espacio sideral.

Doc está sorprendido.

Clara: (Ríe un poco) Emmett, yo leí ese libro también. Estás hablando de Julio Verne, en “De La Tierra A La Luna”

Doc: ¿Tú leías a Julio Verne?

Clara: Yo adoro a Julio Verne.

Doc: ¡Igual que yo! La que más he leído de todas es "20, 000 Leguas De Viaje Submarino", cuando la leí aún era un niño. Yo quería conocer al Capitán Nemo.

Clara: (Se ríe) No juegues, Emmett. No es cierto que hayas podido leerla cuando apenas eras un niño, porque se publicó apenas hace 10 años.

Doc: (Cubriendo) Ah, sí, bueno… Me refiero a que me HACÍA sentir como a un niño. (él hace una pausa) Yo nunca había conocido a una mujer que le gustara Julio Verne.

Clara: Yo nunca había... conocido a un hombre como tú, tampoco.

Ellos se besan, y una estrella fugaz pasa por el cielo.


Septiembre 6, 1885.


Corte a la mañana siguiente en el taller del Doc. En una escena muy similar a la primera escena de “Volver al Futuro, Parte 1”. Nos movemos para ver los relojes el Doc y sus inventos. Una gallina pone 2 huevos, una máquina los rompe y las lleva a una sartén, otra máquina hace el pan tostado y otra hace unas tiras de carne. Marty despierta y se levanta de la cama.

Marty: ¡Doc!... ¡Doc!

Doc no está, así que Marty se habla a sí mismo.

Marty: Espero que sepa lo que hace.

Marty ve el arma y su cinturón. Él se las pone, se pone el sombrero y ve hacia el espejo.

Marty: (Estilo Robert De Niro, de "Taxi Driver", apuntando con la pistola al espejo) ¿Estás hablándome?, ¿Estás hablándome, Tannen? (pausa) Bueno, soy el único aquí. (Estilo Clint Eastwood) ¡Adelante!… Muere como un perro.

Corte a la Cuadra de la Casa de la Corte. Es la tarde de ese día. Marty está usando ropa usual de 1885, y está usando el cinturón con la pistola. Marty ve a 3 HOMBRES que ce le acercan.

Hombre 3: ¡Buenos días, Señor Eastwood!

Marty: Buenos días.

Hombre 4: Tenga un habano, Señor Eastwood. ¿Hay algo que pueda hacer por usted, Señor Eastwood?

Marty: Ah, estoy bien, gracias.

El HOMBRE 5 pasa en un carruaje.

Hombre 5: ¡Buena suerte mañana, estaremos orando por usted!

Marty: Gracias.

Marty camina por la tienda del enterrador. El ENTERRADOR lo detiene.

Enterrador: Buenos días, Señor Eastwood. ¿Le interesa un nuevo traje para mañana?

Marty: Ah, así estoy bien. Gracias.

Marty ve a Doc un poco lejos. Doc huele un prendedor aromático -con el nombre de Clara– que está en su chaqueta. Marty va hacia el Doc.

Marty: Doc, ¿Qué está haciendo?

Doc: Ah, nada. Disfrutando del aire de la mañana. Este lugar es hermoso en la mañana ¿No lo crees?

Marty: Sí, es hermoso. Escuche, debemos tener listo el DeLorean para que no haya contratiempos, ¿verdad? (Él voltea y luego habla hacia Doc) – Oiga, mire eso, la lápida.

Marty ve una nueva lápida, que acaba de salir de la tienda. Una le parece muy familiar.

Doc: ¡Marty, déjame ver esa fotografía!

Marty le da la foto y Doc se aleja un poco.

Doc: Ah, mi nombre se ha desvanecido.

Marty: ¡Ah, qué bien, Doc! ¿No lo entiende? Mañana volveremos al futuro y todo se desvanecerá.

Doc: ¡Pero sólo mi nombre está borrado! Es la misma lápida y la fecha continúa ahí, eso es muy extraño. Sabemos que esta fotografía representa lo que va a suceder si los sucesos de hoy continúan corriendo su curso hasta mañana.

Marty: Correcto, ¿y?

El enterrador reaparece de repente y mide la distancia de los hombros de Marty hasta sus pies.

Enterrador: Disculpe, Señor Eastwood, Sólo necesito tomarle las medidas.

Marty: ¡Escuche, no quiero comprar un traje!

Enterrador: (ríe) No, es para su ataúd.

Marty: ¡¿Mi ataúd?!

Enterrador: Las apuestas siguen corriendo dos a uno en contra suya.

Él toma la medida de hombro a hombro y luego toma la medida de hasta dónde llega la cabeza de Marty, pero esta última la toma con la mano, y la deja contra su cuerpo para mantener la medida y luego checarla.

Enterrador: Es mejor estar preparado.

Él se va.

Doc: Entonces… Puede no ser mi nombre el que termine estando en esa lápida, sino que podría ser el TUYO.

Marty pone su mano en la frente.

Marty: ¡Santo Cielo!

Doc: Sé que esto es difícil, Marty.

Ellos empiezan a moverse.

Doc: ¿Por qué estás usando esa arma? No estarás considerando enfrentarte a Tannen.

Marty: Doc, mañana en la mañana voy a volver al futuro con usted, pero si Buford Tannen viene buscando problemas, voy a estar listo esperándolo. Ya escuchó lo que me dijo ese malnacido anoche.

Doc: Marty, no puedes perder la paciencia cada vez que alguien te llama "gallina", eso fue EXÁCTAMENTE lo que te provocó ese accidente en el futuro.

Marty se detiene y mira a Doc.

Marty: ¿Qué?, ¿qué pasará con mi futuro?

Doc: No puedo decírtelo. Podría empeorar las cosas.

Marty: Un momento, Doc... ¿Qué hay de malo en mi futuro?

Doc: Marty, todos debemos tomar decisiones que afectan nuestras vidas. Tú debes hacer lo que debes hacer, y yo debo hacer lo que debo hacer.

Doc se va. Marty se queda pensando en qué querrá haber dicho Doc, y luego lo sigue. Cortamos a las vías del tren esa noche. Marty está haciendo algunos ajustes a las vías y Doc va hacia él.

Doc: ¿Marty?

Marty: ¿Sí?

Doc: He tomado una decisión.

Marty: Ajá.

Doc: No me iré contigo mañana... Me quedaré aquí.

Marty: (lentamente) ¡¿De qué está hablando, Doc?!

Doc: Ya no puedo negarlo, estoy enamorado de Clara.

Marty: Oh, no. ¡Doc, no pertenecemos aquí!, ¡ninguno de los dos! ¡¿Sabe usted que puede ser al que le disparen mañana?!

Él le muestra a Doc la foto otra vez.

Marty: (continuando) ¡Esta lápida aún puede estar en su futuro!

Doc: Marty... el futuro no está escrito; puede ser cambiado, tú lo sabes. Cualquiera puede edificar su futuro y hacer que sea como quiera. No puedo dejar que esta pequeña fotografía determine todo mi destino. Debo vivir mi vida de acuerdo a lo que pienso que está bien... en mi corazón.

Marty suspira.

Marty: Doc, usted es científico... Así que, dígame: ¿Qué es lo correcto que hay que hacer, AQUÍ?

Marty apunta hacia su propia frente. Doc suspira. Él sabe qué tiene qué hacer.

Doc: Tienes razón.

Doc le da la foto a Marty y luego jala una palanca. El DeLorean camina suavemente hacia la vías. Las ruedas nuevas hacen que el auto entre perfectamente.

Marty: Vaya, perfecto.

Doc: Al menos, debo despedirme.

Marty: Vamos, Doc... Piense bien, ¿qué es lo que le va a decir?, “tengo que volver al futuro”. Mire, e-… Ella no lo va a entender, Doc; ¡yo estoy aquí con usted y tampoco lo entiendo!... Doc. Escuche... Tal vez… No lo sé, tal vez podamos llevarnos a Clara.

Doc: ¿Al Futuro?... No… Como me recordaste, Marty, soy científico y debo pensar científicamente. Casi causo la interrupción de tu tiempo contínuo, obstaculizando tu bienestar, así que no debo hacer nada. Debemos realizar lo planeado y tan pronto regresemos a 1985 destruiremos esta máquina infernal... ¡Viajar por el tiempo no causa más que penas!

Una vez más, Doc sale y Marty se queda con una cara de confusión. Corte a esa misma noche, pero más entrada. Una fogata arde y Marty duerme junto a ella. Doc se levanta, ve el prendedor de Clara y se va. Corte a la casa de Clara. Clara está adentro, escribiendo en su escritorio, cuando oye que tocan a la puerta.

Doc: Soy Emmett, Clara.

Clara abre la puerta y sonríe.

Clara: Oh, Emmett, ¿Gustas pasar?

Doc: No, es mejor que no… Yo…

Clara: ¿Qué sucede?

Doc: Vine a despedirme.

La sonrisa de Clara se desvanece.

Clara: ¿Por qué?, ¿a dónde vas?

Doc: Voy muy léjos... Bueno, temo que jamás te volveré a ver.

Clara: (alterada) Emmett...

Doc: Clara, quiero que sepas que me interesé en tí profundamente; pero me di cuenta de que este no es mi lugar y debo volver a donde pertenezco.

Clara: ¿Y dónde podría ser?

Doc: No puedo decírtelo.

Clara: Bueno... A donde quiera que sea, llévame contigo.

Doc: Es que no puedo... Quisiera que jamás hubiera sido así; pero, por favor, debes creerme cuando te digo que jamás te olvidaré, y que... te amo.

Clara: No entiendo lo que estás tratando de decir.

Doc: Clara, no creo que haya forma de que puedas entenderlo.

Clara: Por favor, Emmett, dime; yo debo saberlo. Tienes que decirme la verdad, si es sincero tu amor.

Doc: De acuerdo… Yo vengo del Futuro.

Clara lo ve sin creerlo.

Doc: (continuando) Vine aquí en una máquina del tiempo que yo inventé, y mañana debo volver al año 1985.

Clara ahora tiene una cara de extrañeza.

Clara: Sí, Emmett... Ya lo entendí.

Doc cree que ella entiende, pero no es así. Clara empieza a caminar lentamente hacia él, cada vez más enojada.

Clara: (continuando) Ya entendí que como tú sabes que creo ciegamente en los escritos de Julio Verne; ¡hurdiste esa sucia mentira para tomar ventaja de mí!

Ella le da una bofetada a Doc en la mejilla.

Clara: (continuando) ¡Ah, había oído mentiras en mi vida, pero el hecho de que TÚ esperaras que creyera una tontería de esas es insultante y degradante!... ¡Todo lo que tenías que decir era “No te amo, ya no quiero volver a verte”, así siquiera hubiera habido respeto”!

Ella le cierra la puerta a Doc en la cara. Doc se queda mirando.

Doc: ¡Pero es la verdad!

Él sabe que ya no queda más qué hacer. Con el corazón destrozado, Doc toma el prendedor de su traje y lo deja en el borde de la ventana. Doc se va y vemos a través de la ventana que Clara llora en su cama. Corte a la cantina. Chester y los 3 viejos ebrios están ahí, como de costumbre.

Chester: ¡Emmett!, ¿quieres que te sirva lo de siempre?

Doc: No, Chester, voy a necesitar algo más fuerte que eso esta noche.

Chester: Chasparella.

Doc: Whiskey, Chester.

Chester mira con asombro a Doc.

Chester: ¿Whiskey?... Emmett, ¿estás seguro? Ya sabes lo que pasó contigo en ese 4 de Julio...

Doc: Whiskey.

Chester saca una botella de whiskey.

Chester: Ah, de acuerdo. No soy tu papá.

Él sirve un poco en un vaso.

Chester: Es que no quiero verte como la otra vez.

Doc lo detiene de poner la botella en su lugar.

Doc: Y puedes dejar la botella.

Un hombre con barba, el HOMBRE DE LA VARILLA se sienta junto a Doc y le empieza a hablar.

Hombre de la Varilla: Es una mujer, ¿verdad?... Lo sabía; he visto esa mirada en la cara de hombres CIENTOS de veces por toda la ciudad ¿eh?; pero le aseguro que la olvidará.

Doc: Ja... Clara es una en un millón… una en un billón… única en el Universo. La mujer de mis sueños y la he perdido para siempre.

Hombre de la Varilla: Yo le aseguro, señor, que existen otras mujeres. Esta varilla ha viajado a través de toda la ciudad y me ha enseñado una cosa cierta, y es que jamás sabrá lo que le depare el futuro.

Doc: Heh, el futuro. Yo sí que puedo decirles sobre el Futuro.


Septiembre 7, 1885.


La mañana siguiente. Es el amanecer en el campamento y Marty despierta. Él se despierta y se da cuenta de que se ha dormido sobre su arma toda la noche.

Marty: Ah, ah... oh, me quedé dormido... ¿Qué hora es, Doc?

Marty mira por todas partes – Doc no está.

Marty: ¡¿Doc?!

Marty ve la foto otra vez. Las palabras “Clint Eastwood” empiezan a aparecer en la lápida. Marty ve que el caballo del Doc ya no está y piensa a dónde pudo haber ido. Corte a otro campamento, donde los secuaces de Buford duermen. Buford está bien despierto. Durante lo siguiente, él patea a sus secuaces para que se levanten.

Buford: ¡Despierta!, ¡Vamos, Arriba!, ¡Tengo una cita qué cumplir!

Miembro de la banda 1: Aún es temprano, jefe.

Miembro de la banda 2: ¿Cuál es la prisa?

Buford: (pausa) Tengo hambre.

Corte a la cantina. Doc está hablando hacia todos los presentes. Él habla en una voz fuerte, como si no supiera que nadie está ahí. Claro, Doc sabe que hay personas a ahí..

Doc: ... En el Futuro, no necesitarán caballos. Hay vehículos motorizados llamados "automóviles".

Los viejos ebrios se ríen.

Viejo Ebrio 1: Si todo el mundo tendrá uno de esos automo... lo que sea... ¿Entonces ya nadie va a correr o caminar?

Doc: Claro que corremos, pero por recreación, diversión.

Viejo Ebrio 1: ¿Correr por diversión?, ¡¿qué clase de diversión es esa?!

Los otros 2 viejos se ríen histéricamente. Mientras tanto, en la ciudad, Marty baja de su caballo y corre a la herrería.

Marty: ¡Doc!, ¡Doc!

Marty ve que Doc no está y sale, viendo la cantina. Cortamos a la cantina.

Viejo Ebrio 1: ¿Cuántas lleva?

Chester: Ninguna. Esa es la primera y ni siquiera la ha tocado. Sólo le gusta sostenerla.

Los viejos se ríen, mientras Marty corre y ve a Doc.

Marty: ¡Doc!, ¡Doc!, ¿Qué está haciendo?

Doc: La he perdido, Marty. Ya no tengo nada qué hacer aquí.

Marty: De acuerdo, por eso es que va a volver conmigo.

Doc: ¿A dónde?

Marty: ¡De vuelta al futuro!

Doc regresa a la vida.

Doc: Cierto, tenemos que regresar.

Él se da cuenta de lo que tiene que hacer y pone el vaso en la mesa.

Marty: ¡Bien!

Doc: Caballeros, discúlpenme, pero mi amigo y yo debemos tomar el tren.

Viejo Ebrio 1: Herrero, esta es por tí.

Viejo Ebrio 2: ¡Y por el Futuro!

Viejo Ebrio 3: Amén.

Los viejos suben sus copas por Doc.

Doc: Amén.

Doc levanta su copa a ellos. Chester se da cuenta de lo que va a pasar.

Chester: ¡¡Emmett, no!!

Demasiado tarde. Doc toma el whiskey. Marty y Chester miran asustados cómo Doc da un paso hacia adelante, se detiene, cierra los ojos y se desmaya, rompiendo una de las mesas que estaba frente a él.

Marty:¡No, Doc!, ¡Doc!... Vamos, Doc, despierte, ¡despierte!... (Hacia Chester) ¿Cuántas bebió?

Chester: Sólo esa.

Marty no lo puede creer.

Marty: ¡¿Sólo una?! (Hacia Doc) Despierte.

Chester: Es un hombre que no resiste ni un trago.

Marty: ¡Tráiganme café!, ¡negro!

Chester: (Llamando a su asistente) ¡Joey, café!

Marty mira hacia afuera. El reloj está afuera. Son las 7:45, y tienen 15 minutos para irse. Corte a un campo, donde Buford y sus secuaces se dirigen hacia Hill Valley. Corte a la estación del Tren. Clara está en la oficina de Venta de Boletos, hablándole al trabajador.

Trabajador: ¿Señorita?

Clara: ¿Hasta dónde llega el tren de las 8?

Trabajador: Hasta San Francisco, Señorita.

Clara: Deme un boleto de ida.

De regreso en la cantina, Marty le da algo de café a Doc, pero no funciona.

Chester: Si quieres reanimarlo más rápido, hijo, vas a tener que darle algo más fuerte que un café.

Marty: ¿Sí?, ¿Qué sugiere?

Chester sonríe y llama a su asistente, JOEY.

Chester: ¡Joey!, ¡hagamos un Levantamuertos! .

Joey y Chester sacan de la barra una variedad de ingredientes para preparar el Levantamuertos. Los ingredientes incluyen varias salsas picantes.

Chester: En unos 10 minutos, va a estar tan sobrio como un predicador en Domingo.

Marty: ¿10 minutos?

Marty ve otra vez el reloj. Son las 7:50.

Marty: ¿Por qué no intentamos que sea un poco antes?

Chester camina hacia Doc con un embudo, una pinza para ropa, y el vaso con el líquido.

Chester: Toma, colócale estas pinzas de la nariz (Marty lo hace), y cuando abra la boca (Marty le pone el embudo en la garganta), haz que esto le pase por la garganta (refiriéndose al líquido)... Oh, y-y retrocede.

Marty vacía lentamente el líquido en el embudo, como Chester lo dijo. El líquido pasa por la garganta del Doc. De repente, Doc abre los ojos. Corte a la entrada de la cantina. Doc sale corriendo con las manos en la garganta y gritando.

Doc: ¡Aaaaaaaaaahhhhhhhh!, ¡aahhh!, ¡ahhh!

Doc corre y hunde la cara en el bebedero de los caballos, lleno de agua. Doc no se mueve de ahí mientras Chester y Marty corren por él. Ellos levantan al Doc (que sigue inconsciente) y miran su cara.

Marty: ¡Sigue inconsciente!

Ellos meten al Doc a la cantina.

Chester: Ah, claro. Eso sólo fue una reacción refleja. Le tomará unos cuantos minutos al batido llegar a su cabeza.

Marty: Perfecto.

Corte a la estación del tren. El tren llega y Clara está a punto de abordarlo. Corte a la cantina. Seamos entra, y Marty y Chester siguen tratando de que Doc despierte (dándole ligeras bofetadas en la cara).

Marty: Vamos, Doc, despierte. Vamos, despierte.

Chester: Seamus. No esperaba verte acá esta mañana.

Seamus: Sí... Pero algo dentro de mí me dijo que debería estar aquí; como si mi futuro tuviera algo que ver con ello.

Marty ve a Seamus por un momento, luego Chester habla, trayendo a Marty a la realidad.

Chester: Emmett… Volverás en tí en un minuto. ¡Vamos!

Marty: Ya, despierte; por favor, Doc, ¡despierte!.

Buford y sus secuaces llegan por un lado de la cantina.

Buford: ¡Eastwood, ¿Estás ahí?!

Marty mira por la ventana. Son unos cuantos minutos para las 8, y eso quiere decir que Buford llegó temprano. Marty mira a Buford fuera de la cantina.

Buford: ¡Ya son las 8, y te reto a que salgas!

Marty le grita por la ventana.

Marty: ¡Todavía no son las 8!

Buford: ¡De acuerdo a mi reloj, sí! Arreglemos esto de una vez por todas... ¿O es que no tienes valor?

Marty mira la foto otra vez, y ahora dice "here Lies Clint Eastwood" (“Aquí Yace Clint Eastwood”). Marty se preocupa.

Marty: Escucha. No me siento muy bien para esto ahora. ¡Así que mejor me doy por vencido!

Corte a afuera.

Buford: ¿"Por vencido"?, ¿Cómo "por vencido"?

Buford voltea hacia sus secuaces, confundido.

Buford: ¿Y eso qué significa?

Miembro de la banda 1: ¿Eh?... Uh, que usted gana sin haber peleado.

Buford: ¡¿Sin disparar?! No puede hacer eso (Hacia Marty) ¡No puedes hacer eso!... ¿Sabes lo que creo? Creo que no eres nada más que un niño gallina, y además tonto. Y te voy a dar hasta 10 para que salgas aquí y compruebes que no me equivoco. ¡1!

Corte a la cantina.

Marty: ¡Doc!, despierte, por favor, Doc, despierte.

Buford: (Fuera de cuadro) ¡2!

Viejo Ebrio 1: Será mejor que salgas, hijo. Aposté 20 dólares a tu favor, no me hagas perder.

Buford: ¡3!

Viejo Ebrio 2: Y yo 30 dólares en oro en contra tuya, así es que no me dejes perder.

Buford: (Fuera de cuadro) ¡4!

Viejo Ebrio 3: Será mejor que te enfrentes a él, hijo, porque si tú no sales, te aseguro que-

Marty: ¡¿Qué?!

Buford: (Fuera de cuadro) ¡5!

Marty: ¿Qué pasará si no salgo?

Viejo Ebrio 1: ¡Serás un cobarde!

Buford: (Fuera de cuadro) ¡6!

Viejo Ebrio 2: ¡Y serás nombrado “cobarde” por el resto de tu vida!

Viejo Ebrio 3: A donde vaya, todo el mundo dirá que Clint Eastwood es el más grande de los cobardes en el Oeste.

Afuera, Buford mira a sus secuaces. Él no sabe qué sigue después del 6. Él mira hacia sus secuaces.

Buford:¿Qué sigue?

Un miembro de su banda sostiene 7 dedos para mostrarle qué sigue.

Buford: ¡7!

De regreso en la cantina. Un HOMBRE le manda a Marty un arma por la barra.

Hombre: Tenga.

Marty atrapa el arma y la ve.

Buford: (Fuera de cuadro) ¡8!

Marty: Ya tengo un arma.

Marty la regresa.

Buford: (Fuera de cuadro) ¡9!

Marty mira a todos, y todos lo miran de regreso. Corte hacia afuera.

Buford: ¡10!

Marty no sale.

Buford: ¡¿Escuchaste, basura?!, ¡ya conté hasta 10 y no sales!. ¡No eres más que una gallina!

Corte a Marty.

Marty: ¡Es un asno!, ¡no me importa lo que diga Tannen, ni tampoco lo que piense la gente!

Doc se despierta y se levanta de golpe.

Doc: ¡Oh!

Marty: ¡Doc!, ¿Se siente bien?

Doc: Eso creo. ¡Oh!, ¡qué jaqueca!

Marty voltea hacia Chester

Marty: ¿Hay una puerta trasera en este lugar?

Chester: Sí, por allá.

Chester apunta.

Marty: Genial.

Caminan hacia la puerta.

Buford: ¡¿Vas a salir, o voy a tener que entrar a buscarte?!

Marty y Doc se van por la puerta trasera y bajan unas escaleras hacia el callejón.

Doc: ¡Oh!, lo único que extraño aquí son las aspirinas.

Pero ellos son vistos por los secuaces de Buford.

Miembro de la banda 1: ¡Ahí están!

Ellos les disparan. Marty se las arregla para entrar al siguiente edificio, donde choca contra una estufa, y de ésta cae la puerta. Doc se esconde tras unos barriles.

Miembro de la banda 1: ¡Sal de ahí, herrero!

Doc levanta las manos en señal de rendición. Corte al tren, que se va de Hill Valley. Clara está sentada sola. Detrás de ella, está el Hombre de la Varilla con un amigo, hablando.

Hombre de la Varilla: Sí, señor. Ese pobre hombre de anoche tenía el peor caso de corazón roto que haya visto. Y cuando dijo que no sabía cómo viviría el resto de su vida, sabiendo cuánto lo había herido esa señorita... Bueno, en realidad me sentí mal por él. Aquí, aquí.

Él apunta a su corazón. Corte afuera del salón. Marty mira por una ventana cómo los secuaces de Buford sostienen a Doc.

Buford: ¡Escúchame, Eastwood! Hoy le voy a disparar a alguien, y prefiero que sea a tí; pero si llega a tanto tu cobardía, entonces tendrá que ser tu amigo el herrero.

Doc: ¡Olvídate de mí, Marty, salva tu vida!

Buford saca el reloj del Doc (de cadena)

Buford: Tienes un minuto para decidir, ¿me escuchaste?, ¡Un minuto!

Marty voltea, pensando en qué hacer. Él ve la puerta de la estufa en el piso. Corte al tren.

Hombre de la Varilla: Jamás había visto a un hombre tan destrozado por una mujer. ¿Cuál dijo que era el nombre de ella?, ¿Clara, Sarah?

Amigo: Clara.

Hombre de la Varilla: ¡Clara!

Clara ha estado oyendo todo, y voltea hacia ellos.

Clara: Disculpe.

Hombre de la Varilla: ¿Señorita?

Clara: ¿Pero ese hombre era alto con ojos de perrito muy grandes y cabello sedoso y plateado?

Hombre de la Varilla: Ah, ¡lo conoce!

Clara se para.

Clara: Oh... ¡Emmett!

Clara detiene el tren bruscamente jalando una cuerda en el techo, para el freno de emergencia. Ella sale del vagón y corre de regreso a Hill Valley. Corte a la cantina. No hay señal de Marty.

Buford: ¡Ya es tiempo, basura!

Buford tira el reloj del Doc y le apunta a la cabeza con su arma.

Buford: Parece que se aproxima tu muerte.

Marty: (Fuera de cuadro) ¡Aquí estoy, Tannen!

Buford voltea hacia Marty. Marty tiene su arma en a cintura. Ellos se ponen en posición, como en las escenas de duelos en la películas de vaqueros. La gente de adentro de la cantina sale y se vuelve parte de la multitud. Marty y Buford se miran uno a otro, pero nadie desenfunda.

Buford: ¡Tira!

Hay una pausa.

Marty: ¡No!

Buford se confunde. Todos ven a Marty de una forma extraña. Marty se quita el cinturón y lo tira, con todo y arma, al suelo.

Marty: (continuando) ¡Creí que se arreglaría todo como hombres!

Buford: ¡Pues creíste mal, niño!.

Buford le dispara a Marty y él cae. Buford piensa que Marty murió y camina hacia él, riéndose de lo que acaba de hacer. Doc ve a Marty, sin poder creerlo.

Buford: Ahh, los odio.

Buford se para en frente de Marty y se prepara para volverle a disparar. Marty, de repente, le da una patada en la mano y el arma sale volando. Marty se levanta y Buford se confunde. Buford le da un puñetazo en el estómago, pero golpea algo que no esperaba y se lastima la mano; y él grita de dolor, luego voltea a Marty. Marty se levanta el “sarape”, para revelar la puerta de la estufa, que la había amarrado con una cuerda, como un tipo de escudo (como en la película “A FistFul Of Dollars”, que BIFF estaba viendo en el 1985 alterno, en la parte 2). Marty se quita el escudo y Buford vuelve a atacar, pero Marty lo golpea en la cara con la puerta de la estufa y lo manda al suelo. Marty suelta la puerta de la estufa y Buford se levanta. Marty le tira un puñetazo a la cara, luego otro; y luego Buford trata de golpearlo, pero Marty lo vuelve a golpear en la cara y va a dar contra la lápida que será la que estuviera en la tumba del Doc (O que diría Clint Eastwood) y la rompe. Buford se levanta, tambaleándose, y mira a Marty. Marty tira otro puñetazo a la cara y Buford da media vuelta en su eje. Vemos que Buford tiene los dientes ensangrentados; y ya por último, Buford cae en una carreta de A. Jones ( de estiércol). Todos lo ven y se empiezan a reír.

Seamus: Ja… Al estiércol.

El Comisario a Cargo y sus ayudantes llegan en sus caballos al lugar. Los miembros de la banda de Buford los ven.

Miembro de la banda 1: ¿Saben lo que creo?

Miembro de la banda 2: No.

Miembro de la banda 1: Que Buford irá a la cárcel.

Miembros de la banda 2 y 3: Sí.

Ellos sueltan a Doc y huyen. Uno se tropieza con el Doc y se cae, pero luego se levanta y sigue a los otros 2.

Comisario a Cargo: Sáquenlo de ese estiércol. (Refiriéndose a la banda) ¡Tras ellos!

La mayoría de los ayudantes van tras ellos. Otro ayudante saca a Buford del estiércol. El comisario le apunta a Buford con su arma.

Comisario a Cargo: Buford Tannen, estás bajo arresto por robar el banco de Pine City. ¿Tienes algo qué decir?

Buford escupe algo de estiércol.

Buford: Sí… Odio el estiércol.

Doc: (Hacia Marty) ¡Mira!

Doc apunta hacia la lápida rota. Marty saca la foto y ambos ven que la lápida y la tumba desaparece.

Marty: ¡Sí!

Doc: ¡Sí!

De repente, se oye un silbato de tren.

Doc: ¡El tren!

Marty: ¿Podremos llegar?

Doc: Uyyy… ¡Lo alcanzaremos en el Paso del Coyote!

Música: A Science Experiment (The Train, Parte 1) por Alan Silvestri

Marty y Doc se suben a sus caballos. Un MUCHACHO se acerca a Marty.

Boy: ¡Señor, Señor Eastwood! Aquí está su pistola.

Él le da el cinturón a Marty.

Marty: Gracias.

Marty ve a Seamus frente a el. Seamus sonríe y hace una posición de pelea, para decirle “¡Bien hecho!”.

Marty: ¡Seamus!

Marty le arroja el cinturón a Seamus. Seamus lo atrapa.

Marty: Está valuada en 12 dólares. Jamás se usó.

Seamus: La cambiaré por otro sombrero, ¿qué tal?

Marty: Claro, ¡Y cuida a ese bebé!

Él y Doc se van.

Seamus: ¡Lo haré!

Clara corre por la calle y entra al taller del Doc.

Clara: ¡Emmett!, ¡Emmett!... ¡¡Emmett!!, ¡¡Emmett!!

Clara ve la maqueta que Doc hizo para demostrar el plan. Ella ve el modelo del DeLorean en las vías, en el lugar donde debe de estar.

Clara: (Leyendo) La máquina del tiempo...

Clara lo toma y lo mira confundida y asombrada. Doc y Marty, mientras tanto, tratan de alcanzar el tren en sus caballos.

Doc: ¡Hyah!

Doc se las arregla para subir al cabús.

Doc: ¡Vamos, Marty!

Marty: ¡Hyah, hyah, Ah!, ¡no puedo, Doc!

Doc: Vamos, ¡dame la mano!

Doc toma la mano de Marty y lo jala hacia el tren. Ambos se caen en el vagón, uno encima del otro.

Doc: ¡Ah, oh, cuidado!

Marty: ¡Ah!

Mientras tanto, Clara sale de la herrería y va hacia el lugar donde estará el DeLorean en su caballo. Doc y Marty corren por la parte de arriba de los vagones, saltando de uno a otro.

Doc: ¡Ah!

Marty: ¡Ah!

Doc brinca hacia un vagón con unos troncos, que está en un nivel más bajo que los techos de los vagones.

Doc: ¡Ahh, ohh!, ¡Vamos, Marty!

Marty brinca hacia ese vagón.

Marty: ¡Aaahh!

Doc: ¡Aaaandando!

Ambos pasan el vagón y llegan a la parte de atrás del ténder.

Doc: Tápate.

Ambos se tapan la boca con trapos (máscaras de bandidos en ese entonces) y siguen yendo por ese vagón, hasta llegar a la cabina de la locomotora. Doc sostiene un arma hacia la cabeza del maquinista.

Doc: ¡Deténgase!

Los maquinistas (el mismo con el que Doc y Marty hablaron hace unos días, más otro) suben las manos.

Maquinista: ¿Están asaltándome?

Doc y Marty se ven uno a otro.

Doc: Ah… ¡Es un experimento científico! Detenga el tren antes de que llegue al cambio de vías allá adelante.

El tren se detiene. Marty salta de la locomotora y cambia el rumbo de las vías.

Marty: ¡Listo!

Él levanta su mano. Doc apunta su arma a los maquinistas, que están detrás del ténder.

Doc: ¡Ustedes, desenganchen los vagones!

Ellos lo hacen y Doc hace que el tren avance. Marty sube de regreso a la locomotora. Doc jala la cuerda del silbato y lo hace funcionar.

Doc: Ja, ¡He querido hacer esto toda mi vida!, Ja, ja.

Marty se ríe.

Música: It's Clara (The Train, Parte 2) por Alan Silvestri

Vemos el DeLorean. En el fondo, el tren aparece y se detiene detrás del auto. Doc acomoda en una estructura de madera en frente del tumba burros del tren las llantas con las que llegó el DeLorean para que pueda ser empujado sin que se suba al tumba burros. Marty toma de dentro del auto unos troncos forrados de papel blanco, con tiras de color, rotulados 1, 2 y 3.

Marty: Y a propósito. ¿Qué son estas cosas?

Doc: Mi propia versión de Presto Leños. Maderos comprimidos con pólvora para que ardan más intensamente. Los usé en mi herrería, no hay que avivarlos. Estos 3 en la caldera se encenderán en secuencia, haciendo que el fuego arda más intensamente, y el tren vaya más rápido.

Mientras tanto, Clara ve los vagones detenidos en la vía, y piensa que Doc tiene la locomotora. Ella oye el silbato del tren y va hacia donde sabe que estará el DeLorean.

Clara: ¡Hiyah!, ¡Hyah!

Marty está dentro del DeLorean. Doc está en el tren. Doc vuelve a hacer sonar el silbato.

Marty: (w.t) ¡Cuando diga!

Doc mueve una válvula y el tren empieza a moverse. El tren golpea un poco al DeLorean y luego lo empieza a empujar. Marty y Doc se hablan por los walkie – talkies; y esto será marcado por (w.t).

Clara ya puede ver el tren, pero Marty y Doc no la ven.

Clara: ¡Emmett!

Corte a Marty en el tren.

Doc: (w.t) Marty, ¿están encendidos los circuitos?

Marty los enciende.

Marty: (w.t) Ya estando.

Doc: (w.t) Programa el tiempo de destino: 27 de Octubre de 1985, a las 11 de la mañana.

Marty lo hace y ve la velocidad.

Marty: (w.t) Listo. De acuerdo, estamos cruzando a 25 millas por hora.

Doc: (w.t) Voy a poner los Presto Leños.

Uno por uno, Doc los arroja.

Doc: (w.t) Marty, la nueva medida del tablero marcará la temperatura del caldero.

Marty toma un gran medidor redondo, que marca con 3 colores con una aguja.

Doc: (w.t.) Los colores indican cuándo enciende cada uno: Verde, Amarillo, Rojo. Cada detonación estará acompañada por una repentina explosión de aceleración.

Clara sigue al tren.

Clara: ¡Hyah!, ¡hyah!

Doc: (w.t.) Espero que alcancemos las 88 millas por hora antes de que la aguja pase de los 2000.

Marty: (w.t) ¿Por qué?, ¿qué puede suceder después de esos 2000 grados?

Doc: (w.t) Explotará la caldera.

Marty: (w.t) ...Perfecto.

Clara alcanza el tren. Corte al DeLorean. La aguja llega a la zona verde. Y hay una pequeña explosión en el tren, que empieza a acelerar más y arroja humo verde por la chimenea. Corte a Marty.

Marty: (w.t): Oiga, Doc, ¡Sólo vamos a 35 millas por hora!

Doc: (w.t) Muy bien, Marty, ¡Ahora voy contigo!

Doc empieza a moverse hacia el frente de la locomotora.

Clara: ¡Emmett!, ¡Emmett!

Doc no la oye. Corte a Marty, que ve el velocímetro.

Marty: ¿Qué espera?... (w.t). Sosténgase de algo, Doc. ¡El leño amarillo está a punto de explotar!

Hay otra explosión, y sale humo amarillo de la chimenea. Clara es arrojada hacia atrás, contra los leños del ténder, algo ajetreada.

Clara: ¡Ahh! (pausa) ¡Qué horror!

Corte a Marty.

Marty: (w.t) ¡Acabamos de pasar las 40!

Clara se las arregla para llegar a la cabina.

Clara: ¡Emmett!, ¡Emmett!

Otra vez, él no la oye. Doc se encuentra en el frente de la locomotora, casi llegando a la estructura donde se encuentran las llantas, asustado.

Clara: ¡Emmett!

Corte a Marty, que abre la puerta del lado del pasajero y le habla al Doc, mirándolo.

Marty: (w.t) ¡Acabamos de pasar las 45, Doc, continúe!

Doc está temeroso mientras trata de pisar las llantas. Marty mira el velocímetro otra vez.

Marty: ¡50!

El silbato del tren se oye. Marty y Doc se confunden. Doc mira hacia atrás y ve a Clara en la cabina, saludando.

Música: Point Of No Return (The Train, Parte 3) por Alan Silvestri

Clara: ¡Emmett!

Doc grita sorprendido.

Doc: ¡Clara!

Clara: ¡Te amo!

Doc la mira con un enorme gusto.

Marty: (w.t) ¡Doc! ¿Doc, y ahora qué pasa?

Doc: (w.t) ¡Es Clara, está en el tren!

Marty: ¿Clara? Perfecto.

Doc: (w.t) Está en la cabina. Tengo que volver por ella.

Marty mira por la ventana. Acaban de pasar el molino de viento – el punto sin regreso.

Marty: (w.t) ¡El molino de viento! Doc, ¡Vamos a pasar las 50, nunca lo logrará!

Doc: (w.t) ¡Entonces tendrá que regresar con nosotros!. ¡Continúa viendo la velocidad!

Doc voltea hacia Clara y le grita.

Doc: ¡Clara, ven, acércate a mí!

Clara: ¡No sé si lo logre!

Doc: ¡Sí puedes hacerlo, pero no mires hacia abajo!

Doc empieza a retroceder para alcanzar a Clara. Clara mira hacia abajo, y vemos las ruedas de la locomotora. Clara regresa su cara hacia Doc.

Doc: ¡Eso es!

Clara empieza a ir hacia el frente de la locomotora. Marty le dice la velocidad al Doc.

Marty: (w.t) ¡Llegamos a las 60, Doc!

Clara trata de llegar hacia Doc durante lo siguiente.

Doc: (Hacia Clara) ¡Lo estás haciendo bien!, ¡así, continúa!... ¡Vamos!, ¡sólo un poco más!

Clara: ¡No puedo, Emmett, tengo miedo!

Corte a Marty.

Marty: (w.t): ¡70!

Corte a Doc y Clara.

Doc: ¡Continúa, Clara!... ¡Vamos, eso es, lo estás haciendo bien!... ¡Continúa... despacio!, ¡eso es, no mires hacia abajo!, ¡dame la mano!

Clara está a punto de tomar la mano de Doc. Corte a Marty, que mira el medidor.

Marty: (w.t) ¡Doc, el leño rojo está a punto de explotar!

Otra explosión, que es más fuerte que las otras 2; tan fuerte, que el faro del tren cae y la chimenea se rompe. Podemos notar que de la chimenea rota salen llamas y humo rojo. Clara casi se cae del tren, pero su ropa se atora en un gancho de la locomotora y ella se queda boca abajo, con la cara hacia el lado contrario de las ruedas del tren. Doc se sostiene de un tubo de la locomotora

Doc: ¡Ooohhh!

Clara: ¡Aaaaaaahhhhhh, aaaaahhh!

Doc: ¡Clara!

Se levantan las ruedas delanteras del DeLorean y el velocímetro se queda en 75.

Marty: ¡Whoaaa!

Clara: ¡Emmett, aaahhh!

El DeLorean se pone en la posición correcta, y la supertabla cae en el suelo del asiento delantero.

Clara: ¡No te puedo alcanzar!

Doc: ¡Clara, sostente!

Clara: ¡No puedo!

El vestido de Clara se sigue rompiendo, amenazando con dejarla caer. Dentro del DeLorean, el medidor pasa los 2000. En la locomotora, la caldera explota y los remaches de la parte de adelante salen disparados, dejando salir vapor. En el DeLorean, Marty nota la supertabla.

Marty: (w.t) ¡Doc, le voy a enviar la supertabla!

Doc hace un movimiento de cabeza, afirmando.

Doc: ¡Ah, ja!

Marty pone en posición del suelo la supertabla, preparándose para soltarla.

Doc: ¡Marty, cuidado!

Marty ve una señal diciendo que la vía no está terminada. Él se agacha, Doc mueve la cara para protegerse. El auto rompe la señal, y los dos se salvan de recibir el golpe.

Marty y Doc: ¡Ahh!

Clara: ¡Ahh!, ¡Ahh! ¡Emmett, auxilio!

Doc: ¡Resiste, Clara! ¡Ah, ah!

Doc no puede moverse, porque se caería.

Marty: (w.t) ¡Doc, allá va!

Marty suelta la supertabla en el piso.

Marty: ¡Atrápela!

Doc atrapa la supertabla con el pie, por la correa.

Doc: ¡Ah!

Marty: ¡Eso, eso!

Vemos el final de las vías, en el borde del barranco, junto con una señal de madera en la vía, que dice “Dead End” (“Sin salida”). Vemos que el tren está a punto de llegar al final. No hay mucho tiempo. Corte a Marty y Doc. Doc sigue moviéndose hacia Clara con la supertabla en el pie, y entonces trata de agarrar a Clara.

Clara: ¡Emmett, ya no puedo resistir!

Doc: ¡Aguarda!

El vestido de Clara se rompe y ella cae.

Clara: ¡Aaaahhh!

Doc la atrapa a tiempo.

Marty: ¡Bien!

Clara suspira de emoción. Marty ve a Doc y a Clara alejarse del tren en la supertabla, mientras se miran fijamente. Marty voltea hacia el frente y ve que ya es tiempo, así que entra y cierra la puerta. El auto empieza con el proceso de desplazamiento temporal a 84 millas por hora. Marty se pone en el asiento del conductor, se pone el sombrero y trata de no mirar la señal acercándose al auto, preparado para lo que suceda. Corte a las lecturas temporales: OCT 27 1985. El DeLorean llega a las 88 millas por hora justo antes de llegar a la señal de “Sin salida”, y se ve la explosión, junto con un par de líneas de fuego, que continúan en el cielo, hasta llegar al otro lado del barranco. El DeLorean va hacia el futuro. El tren pasa a través de la señal de madera y se dirige hacia la orilla, cayendo y explotando en el aire, y luego otra explosión más grande desde el fondo del barranco, con una gran nube de humo.


Octubre 27, 1985.


El humo se desvanece y vemos el puente en 1985. Los 3 booms sónicos ocurren y el DeLorean aparece en el puente, pasándolo de forma segura. El auto pasa por una señal que dice “Eastwood Ravine” (Barranco Eastwood) y un anuncio espectacular de "Hilldale: Hill Valley's Newest Homes - You'd Be Home By Now" – ; luego, pasa por un cruce de ferrocarril para autos, que tiene las barras abajo y las luces funcionando. Marty abre los ojos y mira a la gente en los autos, que miran cómo pasa un muchacho, vestido en ropas de vaquero, dentro de un auto lleno de cosas electrónicas y escarcha, sin llantas y encima de las vías del tren. El DeLorean se detiene después del cruce. Un cláxon de un tren a diesel se oye. Marty mira hacia adelante y ve horrorizado un tren moderno acercarse a él a una gran velocidad. Él trata de salir, pero la puerta no abre.

Marty: ¡Ábrete!

La puerta abre a tiempo y Marty salta del auto.

Marty: ¡Aahh!

Marty sigue en el aire cuando el choque ocurre. El DeLorean es hecho pedazos por el impacto del tren. No queda nada entero. El tren sigue su camino. Después de que el tren se va, vemos la placa del futuro, doblada y rayada, girando sobre una de sus esquinas, en uno de los durmientes, y luego cae (Justo como en el primer experimento de viaje temporal con Einstein en la Parte 1). Marty camina por los escombros del auto, mirando lo que quedó en el suelo. En su camino, encuentra el panel de las lecturas temporales y el condensador de flujo, dando sus últimos destellos, antes de apagarse para siempre. Marty levanta su cabeza.

Marty: Bueno, Doc... Ya está destruida... Así como quería.

Marty va a casa, corriendo por la entrada de Lyon Estates y se detiene en la entrada de su garaje. La puerta está abierta. Marty camina hacia su camioneta y ve unos frascos de limpieza encima. Marty los toma, confundido. BIFF sale de un lado de la camioneta.

Biff: Oye, Cabeza Hueca, ¡Aléjate!

Biff está como al final de la Parte 1 (con un atuendo similar). Él, otra vez, está encerando la camioneta de Marty.

Marty: ¡Cuidado, Biff!

Biff reconoce a Marty y le comienza a hablar con un tono más amable.

Biff: ¡Marty! Yo JAMÁS quise asustarte, es que no te reconocí con esa ropa.

Marty: ¿Y qué haces?

Biff: Sólo... terminando de ponerle la segunda capa... Irás de vaquero, ¿eh?

Biff le da unos pulgares arriba a Marty y sigue su trabajo. DAVE abre la puerta de la casa y sale. Él ve su reloj.

Dave: Vamos, dense prisa. Llegaremos tarde a la comida.

Dave es seguido por LINDA. Ambos están vestidos muy buen.

Linda: ¡Vámonos, Papá. No nos van a reservar la mesa todo el día!

GEORGE y LORRAINE salen de la casa.

George: No encuentro mis otros lentes, Lorraine, ¿has visto mis lentes?

Dave: (A Linda) Hazlo, anda.

Lorraine: Están en tu saco de gamusa, cariño.

Lorraine ve a Marty – la primera en hacerlo.

Lorraine: Marty, ¿qué sucede?, creí que estabas en el Lago.

Linda: ¿Fuiste así al Lago?

Marty: ¡Qué bueno; todos han vuelto a la normalidad!

Dave: Oye, ¿Quién se supone que eres, Clint Eastwood?

Dave se ríe de su propia broma.

Marty: Sí... Será mejor que vaya con Jennifer.

Marty se sube a su camioneta.

Biff: Me encanta tu sombrero, Marty.

Marty: Gracias, Biff.

Marty conduce a la casa de Jennifer. JENNIFER sigue en el columpio (en la misma posición en que la dejaron en la Parte 2).

Marty: Jennifer… Jen… Jennifer.

Ella no se ha despertado. Marty se sienta junto a ella y la besa. Esto la despierta y ella le sonríe.

Jennifer: Marty… (Ve a Marty) ¡Marty!

Jennifer se sienta y abraza a Marty.

Jennifer: Tuve una pesadilla.

Corte a la camioneta. Marty conduce la camioneta con Jennifer. Ellos se detienen en un semáforo.

Jennifer: Ay, Marty, el sueño que tuve fue tan real… Fue sobre el Futuro… Sobre nosotros… ¡Te despidieron!

Marty: Un momento. ¿Cómo que me despidieron?

Punto de vista de Marty: Él ve por la ventana y ve que están junto al fraccionamiento “Hilldale”.

Marty: Hilldale. ¡Hilldale! Aquí es donde vivimos... Ah, Bueno, no. Me refiero a que va a ser donde vamos a vivir… Algún día.

Marty sonríe tímidamente para cubrirse. Jennifer lo ve con una mirada extraña.

Jennifer: Marty... fue un sueño, ¿verdad?

Marty no responde, porque otra camioneta se para junto a ellos. Es NEEDLES con su banda de 3 (Nota: La banda de Needles está formada por uno de los actores que hacían a la banda de Buford, uno que hacía a un personaje de la banda de Biff, y uno de la banda de Griff). Needles tiene la radio muy fuerte.

Música: The Power Of Love por Huey Lewis and the News

Needles: ¡Hey!, el Gran Marty. ¿Qué onda, McFly?

Marty: Hola, Needles.

Needles: Qué lindos neumáticos.

Dentro de la camioneta, todos hacen gestos de burla.

Needles: Veamos qué pueden hacer hasta el próximo semáforo.

Marty: No, gracias.

Needles: ¿Tienes miedo... gallina?

Marty lo mira y Jennifer sostiene la mano de Marty. Marty mete neutral. Needles y los demás empiezan a reírse y prepararse para la carrera.

Jennifer: Marty, no.

Marty: Sostente de lo que puedas.

Marty mete reversa. Needles y su banda se siguen preparando.

Copiloto de Needles: ¡Eso!.

Needles: ¡Ya, ya!

Ambos conductores revolucionan sus camionetas. Ellos se emocionan más mientras pasa más tiempo y la luz amarilla se presenta. Needles mete segunda velocidad. La luz cambia a verde y los autos corren; el de Needles hacia adelante y el de Marty hacia atrás, dando una vuelta de 180 grados. Marty y Jennifer voltean hacia atrás, para ver la otra camioneta.

Jennifer: ¡Ah! (pausa) ¿Lo hiciste a propósito?

Marty: No soy tan estúpido como para competir con ese tonto.

Marty y Jennifer ven la otra camioneta acelerar. Un Rolls Royce sale de la intersección y Needles casi choca con él; derrapa, evade al auto, y sigue su camino. Corte a Marty y Jennifer.

Marty: ¡Cielos!... Yo hubiera chocado contra ese Rolls Royce.

Las palabras "Rolls Royce" le recuerdan a Jennifer lo que oyó en el Futuro. Ella saca el fax que trajo de su casa en el 2015; y ella y Marty ven las palabras "You're Fired" (“Estás despedido”) desaparecer. El futuro cambió.

Jennifer: (Sorprendida) ¡Se desvaneció!

Corte al lugar del desastre del DeLorean. Marty y Jennifer caminan hacia él. Nadie más está alrededor.

Jennifer: Ah, tienes razón. No quedó ya casi nada.

Marty: El Doc jamás volverá.

Marty ve la mitad de una fotografía entre los escombros cercanos. Es la foto del Doc enfrente del reloj, en 1885. Marty la toma y la ve.

Marty: En verdad lo voy a extrañar.

Las señales de los cruces de ferrocarril empiezan a funcionar y las luces y campanas empiezan a bajar. Marty y Jennifer voltean hacia ambos lados, pero ni ven trenes acercándose.

Marty: ¿Qué ocurre?

3 explosiones ocurren frente a Marty y Jennifer, que son lanzados hacia atrás (aterrizan en algo de pasto); y un tren enorme, similar al que fue destruido en 1885, aparece; sólo que tiene muchos aditamentos alrededor, como imanes y cosas eléctricas. El condensador de flujo está en donde debería estar el faro, el vagón de leña es un vagón cerrado, de una forma alargada y con 2 grandes ventilas en la parte trasera (similares a los del DeLorean), dispersores de flujo alrededor de la máquina y del vagón. El tren tiene pintadas las letras E L B en los lados de la cabina (El tren tiene un estilo similar al submarino “Nautillus”, de “20, 000 Leguas De Viaje Submarino”), y una figura familiar saca su cabeza por la ventanilla...

Marty: ¡Doc!

Doc: ¡Marty!

Es Doc. Está usando ropa elegante de alrededor de 1890, incluyendo un sombrero de copa. Y además, el Doc ahora tiene el cabello peinado.

Marty: (Emocionado) ¡Doc!, ¡Doc!

Doc: ¡Marty!, ¡esta viaja a vapor!

Doc abre las puertas (se abren similares al DeLorean, solo que la mitad de la puerta va hacia abajo y la otra hacia arriba, con la mitad hacia abajo con escalones) de la cabina para revelar a Clara, junto a él.

Doc: Les presento a la familia... Ya conoces a Clara.

Clara: ¡Hola, Marty!

Marty: ¡Gusto en verla!

Doc: ¡Y estos son nuestros muchachos!

Doc y Clara sonríen orgullosamente. Un muchacho de más o menos 10 años sale a la puerta.

Doc: ¡Julio!...

Jules es seguido por su hermano más chico, que tiene 7 u 8 años.

Doc: ¡Y Verne!... (Hacia sus hijos) Hijos, ellos son Marty y Jennifer.

Los muchachos saludan, y Marty y Jennifer también lo hacen.

Marty: ¡Doc, creí que ya no lo vería nunca!

Doc: No puedes mantener a un científico quieto. Después de todo, tenía que volver por Einstein, y bueno, no quería que te preocuparas por mí.

Clara le da a Doc un paquete.

Doc: Oh. Te traje un pequeño regalo.

Doc se sienta en las escaleras y le da a Marty el paquete. Marty lo abre y encuentra que es una foto enmarcada de él y Doc enfrente del reloj en 1885.

Marty: Es grandioso, Doc. Gracias.

Jennifer: ¿Doctor Brown?

Jennifer saca el fax borrado de su bolsillo y se lo muestra a Doc.

Jennifer: Yo traje este papel del futuro y… y se borró.

Doc: ¡Pero claro que se desvaneció!

Jennifer: ¿Pero eso qué significa?

Doc: Significa que tu futuro todavía no ha sido escrito, ni el de ninguno. Tu futuro es el que tú te formes. ¡Así es que háganse uno bueno, para los dos!

Marty abraza a Jennifer.

Marty: ¡Lo haremos, Doc!

Doc: ¡Retrocedan!... (A sus hijos) Muy bien, niños. ¡Colóquense el cinturón!

Las puertas de la cabina se cierran y Doc saca la cabeza por la ventana.

Marty: Ey, Doc... ¿A dónde irán ahora?, ¿volverán al futuro?

Doc mueve su cabeza, negando, y sonríe.

Doc: No, ¡ya hemos estado allá!

Doc y su familia se despiden de Marty y Jennifer, y ellos se despiden también. Doc cierra la ventana. Las ruedas y bielas del tren se doblan hacia abajo (como las llantas del DeLorean después de la conversión hover: el tren también tiene conversión hover y puede volar). El tren despega, saca unas alas de la cabina (en un ángulo de 45°) y de los lados de la locomotora. Las ruedas giran más rápido. El tren se voltea y las grandes ventilas del tren resplandecen, impulsando al tren hacia adelante, que luego, hace sonar su silbato y da un giro de 180 grados; acelera, iniciando el desplazamiento temporal; justo como lo hizo el DeLorean en el final de la Parte 1 y el principio de la Parte 2. El tren se acerca, con los dispersores de flujo azules y emitiendo flujo hacia la cámara. Se oye su silbato y se acerca tanto que llega hasta la cámara y se vuelve negra (Después de haber oído que el tren rompió la barrera temporal)

Y en la pantalla negra, aparecen las palabras:

THE END (EL FIN)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar